Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Muestra “Quinquela y la máquina. El espíritu de la modernidad”

La muestra reúne más de 30 obras, entre óleos y aguafuertes.

Miércoles 19 de octubre de 2016

“Quinquela y la Máquina. El espíritu de la modernidad” es la última exposición temporaria inaugurada en el Museo. La muestra reúne más de 30 obras, entre óleos y aguafuertes, que testimonian el compromiso de Quinquela con un espacio, La Boca, y una época, los tiempos modernos.

La máquina, uno de los íconos de la modernidad, es el tema principal de la mayor parte de las obras que componen la muestra. Inmensos engranajes, grúas, grampas… elementos que se tornan amenazantes e incontrolables y a través de los cuales Quinquela supo resumir el espíritu del tiempo que le tocó vivir.

Un renovado enfoque acerca del artista y su obra que testimonia la relación del hombre con lo mecánico, los avances de la modernidad, sus contradicciones y conflictos, a la vez que descubre, el variado universo de intereses que Quinquela supo cultivar como acabada síntesis de los tiempos modernos.

La exposición se completa con obras de destacados artistas contemporáneos, quienes abordan las mismas cuestiones a través de diferentes lenguajes, poniendo en dialogo el patrimonio con las producciones actuales. Ellos son Silvina Babich, Eleonora Butin, Leandro Frizzera, Marta Pérez Temperley, Lucio Vega y el colectivo artístico Una pequeña república dentro de una ciudad.

Una de las curiosidades que pueden encontrarse en las salas son el insólito Kinkelin, aparato que Quinquela patentó en Argentina con el objetivo de purificar la atmósfera e impedir su contaminación.

Asimismo, se cuenta con la reproducción de fragmentos de films clásicos que abordan algunos de los tópicos que definieron la modernidad: los sueños de ilimitado progreso, basado en las conquistas científicas, y también la lucha entre los hombres y la dominación que las maquinarias ejercen sobre ellos.

Una vez más, Quinquela sigue provocando curiosidad y asombro, y las imágenes pasadas y presentes apuestan su proyección hacia el futuro cada vez con más fuerza.

La exposición puede visitarse hasta el 4 de diciembre.

Sobre medios en la Ciudad