Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Más protagonistas del Festival de Jazz: Pepi Taveira

Entrevistamos al baterista que participará con tres conciertos y en el cierre tocará con Javier Malossetti Quinteto.

Buenos Aires se ha transformado, desde hace varias décadas, en una capital importante del extendido circuito del jazz. Del 21 al 26 de noviembre se llevará a cabo el Festival Internacional Buenos Aires Jazz.

Entrevistamos al baterista Pepi Taveira, que participará con tres conciertos y en el cierre tocará con Javier Malossetti Quinteto.

¿Cómo fue tu encuentro con la música y especialmente con la batería, tu instrumento?

Empecé de muy chico. A los 9 años ya tocaba con las latas de Bagley y las cacerolas que había en mi casa usando ramas de los árboles como palitos. A los 11 tuve mi primera batería y ahí empecé a estudiar seriamente.

Como parte de tu estudio y formación viajaste varias veces a Estados Unidos. ¿ Podés contar algo de aquellas experiencias?

Fui tres veces a estudiar a Estados Unidos. En el año 82 fui a Los Angeles, del 85 al 90 al Berklee Colege of Music en Boston y en el 94 y 95 a Nueva York. En NY fui becado al Manhattan School pero ahí me aburría porque veía más de lo mismo que había estudiado en la Berklee. Entonces decidí dejar esa escuela y me anoté en una de música africana que quedaba en Brodway y Huston. Era un sótano desastroso pero los profesores que había eran increíbles y lo que viví ahí me cambio totalmente. Yo nunca había tenido contacto con la música africana y la experiencia fue muy fuerte, una experiencia reveladora: sentí el espíritu musical descubierto de golpe. Y ahí me di cuenta de donde venía la música que yo hago, el jazz.

¿Cómo describirías las características de tu instrumento: la batería?

La batería nació como un conjunto de instrumentos, pero en verdad es uno. A mi me atrae la cuestión rítmica y lo que genera porque la batería es el motor, el empuje de un grupo de jazz. Es un instrumento poderoso, un generador de energía. Creo que la batería es el lugar de comando de una banda, desde donde se generan los distintos momentos.

Este año es la quinta edición del Festival Internacional de Jazz. ¿Qué pensas del encuentro entre músicos nacionales e internacionales que se da en este evento?

Personalmente, el festival me ha dado la oportunidad de tocar con músicos extranjeros que son ídolos míos como Billy Harper y Charles Tolliver. Tocar con músicos que uno escuchó en discos y vió en videos, es una experiencia fuerte. Y este año voy a tocar con el pianista Kirk Lightsey a quien escucho desde los 20 años. El festival es una oportunidad prácticamente única para los músicos que vivimos acá de escuchar a grandes figuras internacionales y en algunos casos de tocar con ellas. Y una experiencia muy rica para chicos jóvenes como los alumnos del conservatorio Manuel de Falla. El festival es una gran idea que la da mucho empuje y vitalidad a la escena jazzística argentina.

¿Pensás que existe un ¨jazz argentino¨?

El jazz es una forma y estilo de hacer música. Ni argentino ni japonés, se toca en todo el planeta. En cada lugar puede tener influencias de los ritmos de esos lugares. Pero la idea de un ¨jazz argentino¨ es algo que no me dice nada. Sí podemos hablar de jazz tocado por argentinos. A mi entender el jazz es una música con raíces africanas y ciertos elementos definidos, una cosa en particular y no una categoría de muy amplia.

¿Cuáles van a ser tus presentaciones en este festival?

Estaré en tres conciertos. El 25 de noviembre con el quinteto del americano John Hollenbeck y con el trío de Kirk Lightsey , el pianista que mencioné antes. El 26 voy a tocar con Ramiro Penovi con un grupo de swing, una música muy divertida. Y por último tocaré en el cierre con Javier Malossetti Quinteto. Para mi es una gran alegría porque Javier es como un hermano con quien toqué mucho tiempo. Yo me fui de su quinteto en el 2004 y desde entonces no volvimos a tocar juntos por lo que este será el reencuentro. En este concierto vamos a tocar un disco que grabamos en el 2002 y que ahora se reeditó por los 10 años en una versión remasterizada. Vamos a tocar el disco con la formación original, va a ser emocionante.

¿Qué pensás del público que asiste al festival?

El festival es un momento muy importante para el estilo y para los músicos que lo hacemos porque se acerca gente de un espectro muy grande, desde el fanático hasta el que nunca escuchó. Año a año ha ido creciendo la cantidad de gente que asiste e incluso viene público que tiene el prejuicio de ¨no voy a entender nada¨. Así que esta diversidad es algo buenísimo para los músicos que vivimos de esto. También está bueno que el festival nos da la posibilidad de tocar en lugares grandes y abiertos, cuando en general el jazz por no ser un género multitudinario como el rock o la bailanta, suele ser una música de club. Está buenísimo que haya un Festival de Jazz en Buenos Aires que es una de las ciudades más importantes de la escena cultural y que cada año crece más.

Para ver más información de los conciertos de Pepi Taverira y del Festival de Jazz, ingresar aquí.

Entrevista y fotos: Estrella Herrera

Sobre medios en la Ciudad