Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Macri pidió encarar “urgentes inversiones” en el transporte público de pasajeros

Para modernizar los servicios y garantizar la seguridad de los pasajeros.

El jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, reiteró hoy la necesidad de que la Argentina encare con “urgencia” un programa de inversiones que permita mejorar la infraestructura de los ferrocarriles y de la red de subtes para modernizar los servicios y garantizar la seguridad de los pasajeros.

Macri advirtió que el descarrilamiento ocurrido ayer en el ferrocarril Mitre es otra clara advertencia en ese sentido y afirmó que “tenemos que agradecerle a Dios que ese tren no haya entrado en la estación” de la terminal de Retiro.

En una conferencia de prensa que ofreció esta tarde tras asistir al acto de reinauguración de una sucursal del Banco Ciudad, Macri sostuvo también que “es una vergüenza” la actitud que han tenido los metrodelegados al prolongar la huelga que mantiene paralizado el servicio de subtes.

“El comportamiento que han tenido en todo este tiempo bajo la conducción del Gobierno nacional ha sido lamentable”, remarcó.

“En nombre de los vecinos de Buenos Aires y del conurbano les digo que a partir del día en que los subterráneos pasen a la ciudad de Buenos Aires no vamos a tolerar que usen a la gente de rehenes para sus reclamos personales”, alertó.

Macri afirmó que “el subte es un servicio público y tiene que funcionar siempre; por eso es un servicio público”.

El Jefe de Gobierno recordó que al comienzo del conflicto los metrodelegados habían señalado que sólo iban a paralizar el servicio el pasado fin de semana, porque “según ellos se preocupaban por la gente y no querían perjudicarla durante la semana, pero después fueron extendiendo la medida de fuerza”, lo que causó serios trastornos al funcionamiento del transporte público en la Ciudad.

Por otra parte, al ser consultado sobre la posibilidad de reanudar el diálogo con el Gobierno nacional, Macri señaló que “nosotros estamos trabajando para aportar soluciones en un país que se merece que toda la gente tenga igualdad de oportunidades, pero desde la agresión no se construye”.

“Todos los que trabajamos y vivimos en Buenos Aires y en el conurbano, que somos alrededor de 10 millones de personas, nos sentimos parte del mismo país y del mismo equipo y queremos que a la Argentina y a la Presidenta le vayan bien para que nos vaya bien a todos”, sostuvo.

Agregó luego, respecto de los subtes, que “estamos acá para ayudar a la Presidenta y para hacernos cargo dentro del marco de la ley y eso significa que nos ayuden a hacer las obras que ellos tendrían que haber hecho y que nos permitan hacer un trabajo en conjunto combinado con el sistema de micros y de trenes de media y larga distancia, como tiene que ser”.

“El subte no es un eslabón aislado, sino que forma parte de un sistema de transporte en el que todos los días viaja mucha gente que vive en la provincia de Buenos Aires”, señaló.

Macri subrayó finalmente que “así como hay que reparar urgente las vías de todos los ferrocarriles de la Argentina, hay que invertir en los subtes para que la gente viaje segura, tal como el Gobierno nacional se había comprometido en los contratos que firmó y que ratificó” durante la gestión presidencial de Néstor Kirchner.

Sobre medios en la Ciudad