Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Los Miradores

El programa de Miradores de Buenos Aires propone el rescate de lugares en altura, edificios y construcciones representativas, de diferentes épocas del desarrollo arquitectónico porteño y que tienen un acceso público poco frecuente.

Domingo 26 de junio de 2022

Mirador “Terraza del Chalecito”

Sarmiento 1113

El nuevo Mirador Terraza del Chalecito, es un ícono de la Ciudad de Buenos Aires. Testigo del desarrollo céntrico de la ciudad desde 1927, tiene la particularidad de ser un chalet de características Neonormandas instalado sobre la terraza de un edificio. Elegido por el propietario de la empresa Muebles Díaz como lugar de descanso al mediodía de sus jornadas diarias; instalado antes del comienzo de las obras de la Av. 9 de Julio, fue mudo testigo de la inauguración del obelisco, del 1er.tramo de la Av. 9de Julio y de la transformación de la calle Corrientes angosta, en la gran avenida que hoy conocemos. Añorado por generaciones para poder visitarlo y subir a su terraza, desde donde se observa una vista única del Área Central de Buenos Aires. El sueño se ha convertido en realidad y ahora será un Mirador permanente de la ciudad.

Vista desde el Mirador Terraza del Chalecito

Edificio Miguel Bencich

Av. Pres. Roque Sáenz Peña 616

La terraza parisina del edificio muestra una imagen particular de la Av. Diagonal Roque Sáenz Peña, imaginando las avenidas de París que rematan por un lado en los rascacielos de La Défense, acá con la pantalla de los edificios de Puerto Madero y por otro lado un mojón urbano: el Obelisco, siempre con el perfil de cornisas a la misma altura de la Diagonal, ese espíritu francés trasladado por el Academicismo a Buenos Aires con singular presencia en su arquitectura.
El edificio Miguel Bencich nos ofrece ese especial encanto y es un Mirador enclavado en la esquina de las cúpulas de mejor calidad arquitectónica de Buenos Aires, Diagonal Norte y Florida.

Vista desde el Edificio Miguel Bencich

Galería Güemes

Florida 165

Su mirador de 360° a 70m de altura, nos propone una visión del Microcentro porteño en primer plano y una extensión hacia el horizonte, enfocada a los cuatro puntos cardinales. Podemos observar sectores de la zona sur del Gran Buenos Aires, los altos rascacielos del sector norte de la ciudad y la vecina ciudad de Colonia en el horizonte del Río de La Plata. Es una visión insuperable la significativa interrelación de volúmenes de las distintas cúpulas que se encuentran en la esquina de Diagonal Roque Sáenz Peña y Florida, a pesar de sus diferentes estilos arquitectónicos, complementada con la atractiva presencia de la Torre de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires y el par de verdosas cúpulas del edificio Otto Wulff. Este Mirador aporta fuera de su panorámica vista, una excepcional ornamentación arquitectónica Art Nouveau y un estilo ecléctico propio de su etapa de construcción, con un diseño referido a las grandes galerías italianas de Milán y Nápoles.

From this viewpoint, 70 meters high, and with a 360° observation, you can observe the skyline of Buenos Aires and the neighboring city of Colonia from its coastal border. You can also see the volumes of the domes located in Florida and Diagonal Roque Sáenz Peña.

Vista desde el Mirador de la Galería Güemes

Barranca Plaza San Martín

Parte superior frente a Av. Leandro N. Alem

Rescatamos los sectores cercanos a la costa del Río de La Plata que en época de la Colonia y durante el siglo XIX, eran utilizados por la población para observar el río. Desde este lugar se puede reconocer en la actualidad la importancia de los rellenos costeros realizados desde mediados del siglo XIX hasta nuestros días y la presencia en esos nuevos sectores de avance de la costa, de enormes construcciones públicas y privadas, algunas de gran calidad arquitectónica, que en muchos casos han tapado la visión del horizonte fluvial que llega a confundirse por su amplitud con el horizonte marino. Además se destaca el afán de una ciudad en utilizar su río y su costa para emprendimientos urbanísticos funcionales, alejados de las posibilidades de esparcimiento y observación que brinda un río de semejante magnitud.

Plaza San Martín

Mirador Barranca de Plaza Mitre

Parte superior de la barranca donde se encuentra el Monumento a Bartolomé Mitre.

Es otro rescate de las barrancas cercanas al río donde en el siglo XIX se establecían los porteños para observar su río. Hoy ubicado en un barrio de gran valor urbanístico, con edificios de notable jerarquía como la Embajada de Inglaterra, la Biblioteca Nacional y bajo la barranca el edificio de Canal 7 de TV, los valiosos espacios verdes sobre la Av. Del Libertador, el horizonte con la parrilla ferroviaria y más lejos el Río de La Plata. Está siempre presente la calidad arquitectónica y simbólica de la envergadura y la decoración del Monumento a Bartolomé. Mitre, una obra de los escultores David Calandra y Edoardo Rubino que se puede observar a corta distancia. Hacia nuestras espaldas el barrio La Isla con su calidad arquitectónica, surgido del loteo y los desniveles notables de la vieja Quinta de Hale.

Mirador Barranca de Plaza Mitre

Mirador Paseo del bajo

Escalinatas frente al Puente de la Mujer

Siguiendo el eje del Puente de la Mujer, sobre la traza de la megaobra conocida como Paseo del Bajo, existe un sector escalonado que desde su parte superior se obtiene una valiosa observación del barrio de Puerto Madero, sus rascacielos, los antiguos diques, la navegación de barcos deportivos, la Fragata-Museo Pte. Sarmiento y el diseño audaz del Puente de la Mujer y girando, el contrafrente de Casa Rosada y por detrás el horizonte tapizado por los altos edificios del Microcentro. Se percibe además la envergadura del Paseo del Bajo, una autovía costera de 7Km. de longitud, imprescindible para comprender la importancia del tránsito vehicular de todo tipo que absorbe la mencionada autovía. Se rescata el viejo belvedere-mirador que fue demolido y que a principios del siglo XX permitía observar el río desde pocos metros de la Casa Rosada.

Mirador Paseo del bajo

Basílica Santa Rosa de Lima

Av. Belgrano y Pasco

La magnitud de una construcción que conlleva un espíritu común de diseño entre los estilos Neobizantino y Neorrománico, buscando la llegada a una cúpula monumental. La calidad del recorrido interior, con sus instalaciones inesperadas en magnitud y jerarquía; no empaña el recorrido por la columnata del tambor de la cúpula y la visión recortada de cúpulas y remates de Buenos Aires en un skyline compactado por la continuidad de las altas construcciones; que permiten el descubrimiento de mojones inesperados de Buenos Aires, entre otros: la cúpula del Congreso Nacional, el edificio Le Parc Figueroa Alcorta, las viejas cúpulas de la Torre Saint y muchos más. Es un mirador diferente, porque nos entrega el espíritu solemne de su interior, acoplado con una calidad arquitectónica que nos traslada a las mejores expresiones en materia de espacios de culto, comparables a la ciudad de París.

The convergence of neo-romantic and neo-Byzantine styles enrich this exclusive tour when going through the main temple of the Basilica, the Crypt and the internal patios. When you reach the dome, you can finally comprehend the presence of a Parisian spirit; stressed in an alien neighborhood surrounded by buildings, with the exception of the building of Centro Gallego.

Cúpula Basílica Santa Rosa de Lima

Fundación Pablo Cassará

Av. de Mayo 1190

Observar la Av. de Mayo, nuestro eje cívico, como pocas veces. Con las cúpulas al alcance de la mano y el traslado impensado a los tiempos de la inauguración de la céntrica arteria que cambió el paisaje de Buenos Aires y significó uno de los puntos fundamentales de partida de la metrópolis moderna. Las cúpulas de los primeros grandes hoteles de la ciudad, que brillaron para las fiestas del Centenario de 1910, la excelente perspectiva de la avenida; los aportes de su fuerza intangible surgida de una historia urbana, entroncada con los episodios de la capitalización de la ciudad de Buenos Aires. Todo visualizado desde un edificio que ofrece para su análisis una restauración excelente, de un infrecuente respeto por sus características originales, sin impedirle a los diseñadores incorporar estructuras contemporáneas con una curiosa integración, reforzando las pautas liminares del diseño de principios del siglo XX. Es una visión central de la ciudad que permite mirar el skyline del paisaje mediato, con un interés paralelo por la observación del interior edilicio, que no nos abandona en todo el recorrido junto con las referencias a su historia y a las del Café Notable de la planta baja.

A valuable historic restoration takes us to a terrace where you can contemplate the environment of the downtown, with the gigantic French domes at a short distance, the architectonical details exposed with a clarity that has rarely been seen, and the skyscrapers that are cut out in the middle of the sky.

Mirador Fundación Pablo Cassará

Sobre medios en la Ciudad