Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Liberarán un carancho en el Parque 3 de febrero

Rafael será devuelto a su hábitat luego de haber sido curado por un equipo de especialistas.

Viernes 15 de agosto de 2014

Un grupo de especialistas en conservación liberará mañana sábado a un carancho que fue encontrado herido por un vecino y llevado a la Reserva Ecológica para su recuperación. Rafael será soltado a las 11 de la mañana en el Lago Victoria Ocampo del Parque 3 de febrero y todos los vecinos de la ciudad están invitados a presenciar el evento y a disfrutar de una charla que darán los responsables de la rehabilitación.

Rafael es un ejemplar adulto de carancho, una de las especies de aves rapaces que habitan en la ciudad. El pasado 23 de junio, un vecino encontró a Rafael en la vía pública con un golpe en su ala y, como no podía volar, decidió llevarlo hasta la Reserva Ecológica Costanera Sur, donde funciona uno de los centros de rehabilitación del Programa de Conservación y Rescate de Aves Rapaces (PCRAR).

La rehabilitación de este carancho fue clínica y física. El equipo del PCRAR, que depende del Zoológico de Buenos Aires, se encargó de sanar las heridas de Rafael y, luego, de ayudarlo a volar de nuevo. Para ello, trabajaron con una voladora, un jaulón donde las aves pueden recuperar su capacidad de vuelo dentro de un ambiente seguro y libre de la presencia humana, que a veces puede atemorizarlos.

Durante un mes, el ave recibió los cuidados de los voluntarios que integran el equipo del PCRAR, coordinado por Manuel Encabo, quienes trabajaron junto con el Zoológico de Buenos Aires y con la Reserva Ecológica Costanera Sur.

Normalmente, la gente se muestra hostil hacia aves rapaces como Rafael, pero Manuel insiste en la necesidad de cambiar la percepción que se tiene de ellas. “Las aves rapaces son aliados naturales del ser humano y, aún así, sufren la persecución directa del ser humano, que las balea con rifles de aire comprimido o gomeras”.

El carancho Rafael que será liberado en el Parque 3 de febrero

Aves rapaces en Buenos Aires

Estas aves ayudan a controlar la población de especies consideradas como plagas dentro de la ciudad. Por ejemplo, una lechuza del campanario es capaz de comerse entre 1000 y 1200 ratones por año y un carancho como Rafael puede comerse una paloma por día. Estas y otras especies, como el gavilán mixto, el chimango, el taguató y el caburé, pueden encontrarse en distintos lugares de la ciudad, como el Parque Avellaneda, el Parque Roca, Ciudad Universitaria y, por supuesto, en el Parque 3 de febrero.

Por eso, este sábado, además de liberar a Rafael, Manuel y el resto del equipo responsable de su rehabilitación darán una charla para difundir el trabajo que realizan y también para concientizar acerca de la importancia de las aves rapaces y las amenazas a las que están expuestas en la ciudad. El evento será a las 11 de la mañana en el Lago Victoria Ocampo, con ingreso cercano a la intersección entre la avenida Berro y la avenida Sarmiento.

Sobre medios en la Ciudad