Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Las campanas verdes llegan a Recoleta

Los vecinos y encargados de edificios podrán disponer allí sus materiales reciclables.

Miércoles 26 de marzo de 2014

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires comenzó los trabajos de colocación de 400 campanas verdes en las calles del barrio de Recoleta. Los vecinos o encargados de edificios podrán tirar allí los materiales reciclables como los papeles, cartones, plásticos o vidrios, que luego serán recolectados por las Cooperativas de Recicladores Urbanos para su posterior clasificación y venta a empresas recicladoras. A fines de abril todo el barrio, que ocupa la Comuna 2, tendrá instaladas las campanas.

Un grupo de 35 concientizadores del gobierno porteño está recorriendo las calles desde el lunes 10 de marzo para informar a los vecinos y capacitar a los encargados de edificios sobre cómo disponer los materiales en las campanas y recordar cómo se realiza la separación entre residuos húmedos y secos en sus hogares.

Esto permitirá hacer más efectiva la separación en origen; o sea, en las casas, donde los vecinos tendrán que colocar en distintas bolsas los residuos secos (o materiales reciclables) y los residuos húmedos. Esto últimos se tirarán en los contenedores negros instalados en las calles o, en los casos en los que aún no los tienen, en el frente de los edificios.

“El sistema está creciendo y mejorando. Cada vez se recupera más material reciclable y cada vez hay más vecinos comprometidos con el proyecto, lo que permite tener nuevos aliados”, afirmó Agustín Casal, director general de Reciclado, perteneciente a la Subsecretaría de Higiene Urbana del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

“El sistema está creciendo y mejorando. Cada vez se recupera más material reciclable y cada vez hay más vecinos comprometidos”

Recoleta será la segunda comuna con campanas verdes, luego del barrio de Palermo, donde fueron instaladas 700 durante el año pasado. La Dirección General de Reciclado del Ministerio del Ambiente y Espacio Público porteño planea instalar otras 1000 campanas más entre mayo y junio en los barrios de Belgrano, Nuñez y Colegiales (700 campanas) y en el de Caballito (300 campanas). Así quedarían cubiertas la comuna 13 y 6 y, hacia fin de año, estaría cubierta toda la ciudad con unas 15.000 campanas verdes.

Al igual que los contendores negros, estas campanas se ubican sobre la calzada o en algún lugar sobre de la vereda. Son de color verde, tienen una altura de 1,60 metro por 1,96 metro de base y 1,45 metro de ancho en la parte superior. Allí hay una ranura por donde hay que introducir todos los materiales reciclables. Las campanas están cerradas con una llave que tienen los representantes de las Cooperativas de Recicladores Urbanos que operan en la zona.

A partir de la experiencia en el barrio de Palermo, y de los actos de vandalismo que sufren las campanas, se decidió cambiar algunos detalles del diseño, como la apertura, que hoy es más segura.

Cooperativas de Recicladores Urbanos

Los vecinos o encargados de edificios que prefieran que les retiren sus residuos reciclables en la puerta de su casa, pueden comunicarse con la Cooperativa que le corresponde a su zona. Para saber cuál le corresponde y sus datos de contacto, pueden ingresar en la página de Donde Reciclo.

Las Cooperativas llevan el material reciclable a los siete Centros Verdes que el Gobierno de la Ciudad les ofrece para que puedan trabajar de manera segura y cómoda, sin que queden residuos tirados en la calle. En los Centros Verdes, los recicladores clasifican el material, lo enfardan y luego lo venden a las distintas empresas o personas que lo reciclan y lo reutilizan.

“Con el impulso de este nuevo sistema de separación de residuos, el gobierno porteño convierte al reciclado en una herramienta de inclusión social que, además, contribuye a la reducción de los residuos que se entierran”, explicó el funcionario Agustín Casal al respecto.

“Con el impulso de este nuevo sistema de separación de residuos, el gobierno porteño convierte al reciclado en una herramienta de inclusión social"

Son considerados residuos secos o material reciclable las botellas de plástico o vidrio, los envases, las tapitas, el papel film, las bolsas de papel o plástico, los sachets, los bidones, el telgopor, las radiografías o la vajilla descartable, las latas de aluminio, las llaves, candados, cadenas, picaporte o cualquier material zinc, bronce u otros materiales ferrosos, entre otros. Todos estos materiales tienen que estar secos y limpios. Si están sucios o mojados, deberán ser tirados con los residuos húmedos en los contenedores negros. Entre estos residuos húmedos o basura, podemos nombrar además los restos de comida, las lamparitas, los pañales, los apósitos o los DVDs, envoltorios de golosinas o galletitas u otros papeles laminados o plastificados, entre muchísimos otros.

Para más información, pueden entrar en la web de Ciudad Verde.

Sobre medios en la Ciudad