Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Lab Joven: Un encuentro que contó con múltiples proyectos y experiencias

Con una amplia convocatoria, se realizó el cierre de la segunda edición del Laboratorio Joven de Innovación Social, un espacio público en donde jóvenes de 18 a 24 años adquirieron herramientas en emprendimiento, tecnología, innovación y creatividad.

Martes 18 de julio de 2017

La iniciativa fue impulsada por el Laboratorio de Innovación Social, de la Dirección General de Emprendedores junto a la Fundación Eidos y por esta edición se sumó la Fundación Puerta 18. Los doce encuentros se realizaron en el Palacio Lezama y Puerta 18. Además, las jornadas fueron dictadas por profesionales de la ambas fundaciones.

Al inicio de los encuentros, los asistentes se dividieron en grupos en torno a los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ONU) y pensaron, adquirieron herramientas e idearon proyectos en torno a la problemática elegida. Asimismo, para el día del cierre funcionarios, líderes de organizaciones sociales y empresarios vieron los trabajos finalizados por los participantes. En este sentido, no fue un evento tradicional ya que se simuló una ronda de inversión en dónde los jóvenes se acercaban a los invitados y les vendían sus proyectos.

A la vez, los invitados, tenían una “misión especial” que consistía en darles al comienzo de la jornada 3 monedas de colores y después de haber escuchado todos los proyectos tenían que elegir los que más les habían gustado. Las monedas correspondían a las categorías de: si era un proyecto sustentable, innovador o viable. Lo invitados, en base a lo que escucharon de los participantes, elegían los proyectos que consideraban que se adecuaban a esas categorías y le daban las monedas.

Al final del evento, se hizo un cierre en el Puente de la Mujer, en donde todos los participantes se reunieron en ronda para reflexionar sobre la experiencia. La gran mayoría resaltó que lo que más aprendió fue a buscar soluciones a problemas de una manera innovadora, abrir más su mentes y se comprometieron a seguir participando en sus proyectos. Se hicieron muy buenos compañeros entre ellos, y al final de la jornada eligieron a cinco colegas para que se ganarán una beca en AIESEC para hacer un voluntariado.

Sobre medios en la Ciudad