Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La inédita homilía en inglés

El Papa dio una teleconferencia a Filipinas sobre la nueva evangelización y lo hizo en idioma no habitual para él. Repitió, entre otras cosas, su clásico "recen por mí".

Viernes 18 de octubre de 2013

El Papa, esta vez, no uso el español ni tampoco el italiano. Su discurso sorpresivamente fue en inglés en un video-mensaje a los participantes en la primera conferencia filipina sobre la nueva evangelización, transmitido al final de la Misa que estuvo presidida por el cardenal Luis Antonio Tagle.

En la conferencia han participado unos 5.000 delegados, procedentes de Filipinas, Taiwan, Vietnam, Brunei, Malasia, Tailandia y Myanmar.

Francisco, arrancó así: “Mis queridos hermanas y hermanos en el Señor Jesucristo, Saludo a todos con la paz y la alegría de Nuestro Señor. La Primera Conferencia Filipina sobre la Nueva Evangelización es una valiosa contribución al Año de la Fe. Por ello les doy las gracias a todos, mis hermanos Obispos, los sacerdotes, los religiosos hombres y mujeres, los seminaristas y los laicos que han organizado y están participando en esta conferencia. Me siento feliz al saber que ustedes acudieron a Manila desde diferentes partes de Filipinas y Asia.”

Y agregó: “El Espíritu Santo opera activamente en ustedes. ¡La Iglesia de Cristo está viva! Espero que, mediante esta conferencia, experimenten de nuevo la presencia amorosa de Jesús en sus vidas, amen más a la Iglesia y que compartan el Evangelio a todos las personas con humildad y gozo. No se cansen de llevar la misericordia del Padre a los pobres, los enfermos, los abandonados, los jóvenes y las familias. Hagan que Jesús sea conocido en el mundo de la política, de la empresa, del arte, las ciencias, la tecnología y los medios de comunicación social. Permitan que el Espíritu Santo renueve la creación y traiga la justicia y la paz a las Filipinas y al gran continente de Asia que está cerca de mi corazón.”

En el cierre, pidió: “Por favor, recen por mí. Prometo rezar por ustedes, especialmente a nuestra Madre la Santa Virgen María, Estrella de la nueva evangelización. Mabúhay ang Pilipínas! Mabúhay ang Asia! Pagpaláin kayó ng Dios! (larga vida a Filipinas, larga vida a Asia, Que Dios les bendiga)”.

El video de la teleconferencia en inglés:

Sobre medios en la Ciudad