Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La cultura del aprendizaje para enfrentar la incertidumbre

«El futuro del trabajo en tiempos de incertidumbre» fue dictada por Bryan Clancy, líder de Educación LinkedIn de Iberoamérica.

Martes 3 de noviembre de 2020

El jueves 29 de octubre se llevó a cabo la conferencia virtual «El futuro del trabajo en tiempos de incertidumbre», que tuvo a Bryan Clancy como disertante. Esta es la tercera de una serie de charlas que tiene programada la Universidad.

Este evento fue moderado por Javier Tarulla, secretario de Extensión Universitaria, quien le cedió la palabra al rector para la bienvenida. Mariano Palamidessi enfatizó que la Universidad está naciendo en tiempos de mucha incertidumbre que, sin duda, no solo afectan a las personas, a las ciudades, sino también a la humanidad en general. «Tratar de entender es el primer paso para poder ver cuáles son las posibilidades de que las transformaciones que se están modelando sean lo más inclusivas posible», fueron algunas de sus palabras. Luego, Tarulla presentó a Bryan Clancy como un «amigo de la casa», ya que han podido tener una interesante agenda de reuniones con él en estos últimos meses.

«En la Universidad queremos generar estudio e investigación a partir de las necesidades reales de la sociedad», dijo Tarulla.

Bryan Clancy propuso ideas para avanzar positivamente en esta época de cambios radicales. Una de ellas, especial para una universidad, consiste en pensar cómo está el/la alumno/a, cómo está su nivel de ansiedad y de incertidumbre porque tenemos que entender la psicología colectiva, «la Universidad siempre ha representado un espacio de refugio para dar ideas, para ser creativos, para pensar distinto», dijo.

Otro de los aspectos que tocó Bryan fue que es necesario pensar que las personas tienen capacidades desarrolladas desde antes de haberse incorporado al sistema laboral. Muchas de ellas se desarrollan en casa, cuando se interactúa con la familia o con las redes sociales, y todo eso también cuenta dentro de las habilidades profesionales. «Mis rituales y mis hábitos son aplicables cuando voy iniciando una carrera profesional. Tú tienes habilidades, competencias y rituales que ya están dentro de tu ser y necesitas pensar cómo puedes aplicarlas en el mundo laboral», expresó. Hizo hincapié en que empresas trasnacionales, como Google, Amazon o LinkedIn, están pensando cómo pueden tomar el ser integrado de una persona, con defectos y cualidades, para hacer contrataciones.

Bryan enfatizó que la cultura del aprendizaje es un paso adelante para la transformación. Él considera que su trabajo de antropólogo le dio la experiencia para poder entender qué es la cultura del aprendizaje en la práctica, lo cual le suministró las herramientas necesarias para poder aplicarlas efectivamente.

«Cuando tienes una cultura de aprendizaje puedes enfrentar la incertidumbre y estar preparado para conseguir un trabajo en el futuro». Bryan Clancy.

Asimismo, Clancy resaltó que se debe querer aprender todos los días de la vida, ya que considera prioritario hacer visible lo invisible y demostrar que todos/as somos capaces de aprender. Por eso, es necesario interpretar el ritual del aprendizaje para ofrecer plataforma virtual y monitorear tendencias laborales. «Tener un hábito es algo innato del ser humano pero ¿cómo puedo adquirir un hábito de aprendizaje? Tratar de enfocarse en aprender algo nuevo. Nuevos hábitos generan nuevos horizontes», agregó. También expresó que como el mundo laboral está generando nuevas posibilidades, es necesario cambiar hoy para llegar a alcanzarlas, no se logra si se sigue con la misma rutina.

«Esta universidad, como bebé, puede generar nuevos hábitos en sus alumnos que definen qué vamos a hacer con el futuro», manifestó Clancy.

De igual forma, destacó que la inclusión y la diversidad es lo que hace que nuevas ideas se despierten, por esta razón, a los/las estudiantes de la universidad hay que ofrecerles una visión más amplia de aprendizaje a lo largo de la vida. Como las universidades son centros de conocimiento a los que se acude con ideas nuevas y con hábitos nuevos, los/las profesores/as tienen que cambiar, porque no pueden pensar que los mismos programas curriculares, las mismas formas de evaluar van a funcionar para siempre. «Los cambios en educación son muy necesarios y se necesitan personas que piensen creativamente cómo prefiero ser evaluado», dijo Bryan.

Asimismo, explicó que cada persona debería de convertirse en un motor interno, con hambre y sed al capacitarse. Sería importante que se preguntara: ¿Qué estoy aprendiendo? ¿Cómo me está enseñando este/a profesor/a? ¿Puedo desafiarlo/a de alguna manera? Los/las estudiantes tienen que identificar a la universidad como un aliado, como una oportunidad para renovar la experiencia de aprendizaje.

«Capacitarnos y quedarnos callados de lo que aprendimos es un error, porque esa información es para ser compartida», expresó el orador.

Para el final de la charla, Bryan dijo que las personas están gastando demasiado tiempo en entretenerse y muy poco tiempo en capacitarse y aprender. Hoy hay que ser facilitador de la información y, así, ambos, educador y educando, llegarán a entender. El conocimiento es compartido, pero el aprendizaje se hace en grupo, independientemente de que sea un mundo virtual. Lo que se comprende se comparte para que quede grabado en la mente.

Ante la pregunta de qué es lo que se busca en lo laboral, respondió que todos tienen competencias que van llenando su perfil profesional, en consecuencia, es importante saber que lo que requiere el mercado laboral de hoy implica a las habilidades blandas: creatividad, perseverancia, adaptabilidad, resiliencia y manejo del tiempo. El problema es que tal vez una persona no sabe cómo demostrarlo, de esta manera, la metodología de la entrevista demorará más en el proceso de contratación, para poder evaluar en varias etapas las capacidades de alguien.

«Si tienes capacidad de aportar y de crecimiento dentro del puesto de trabajo, te contrato», dijo Clancy.

Para cerrar propuso que se reflexione respondiendo a lo siguiente: ¿Qué le aporté hoy a otra persona? ¿Cuál fue mi contribución como regalo de aprendizaje? ¿Qué le puedo aportar a otro hoy? Con estos pensamientos se llega a la equidad social.

Bryan Clancy, que se define a sí mismo como educador, padre y antropólogo, es un hombre que pasó su carrera tratando de entender la cultura. Además, intenta comprender cómo desarrollamos los comportamientos que forman nuestras sociedades e individuos. Completó su licenciatura en Antropología Cultural en la Universidad de California, Berkeley, su maestría en Estudios de Equidad de Género en el University College de Dublín, y, actualmente, es candidato al Doctorado en Antropología Cultural de Queen’s University Belfast, UK.

La Universidad tiene una propuesta de charlas virtuales para noviembre. Se pueden conocer a través de nuestra página web. La próxima, «Las nuevas tecnologías en el marco de una agenda educativa disruptiva», será el 5 de noviembre. Las inscripciones están disponibles en Eventbrite

Sobre medios en la Ciudad