Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La Ciudad incorporó tecnología de punta para el monitoreo de ruido

Los resultados serán una herramienta indispensable para delinear políticas de prevención de la contaminación acústica.

Jueves 16 de julio de 2015

La Ciudad de Buenos Aires, a través de su Agencia de Protección Ambiental (APrA), adquirió cinco nuevas estaciones de monitoreo y dos sonómetros que representan una valiosa herramienta para delinear nuevas políticas de control y prevención de la contaminación acústica. Además, permitirán acelerar la producción del primer mapa de ruido porteño.

Los nuevos equipos rotarán por las distintas Comunas y, durante una semana, se instalarán en aquellos puntos en los que la circulación vehicular sea significativa, especialmente en lugares cercanos a centros de salud y escuelas y lejos de aquellos en los que haya aglomeración de personas (como pueden ser las esquinas) de modo de obtener una medición estable y precisa.

"Estamos actualizando la tecnología para mejorar y ampliar el monitoreo de ruido en toda la Ciudad. Esto no sólo contribuirá al control sino también a la prevención de la contaminación acústica", indicó Juan Carlos Villalonga, presidente de APrA, y agregó: "Nuestro objetivo para el año próximo es delinear un mapa de ruido de la Ciudad que nos permita actuar de manera más eficiente para mitigar la contaminación acústica".

El nuevo equipamiento tiene la capacidad de entregar sus mediciones en forma remota, y de ofrecer tanto valores en tiempo real, como grabaciones de audio continuas. Estas prestaciones permiten procesar la información en forma inmediata y, de ser necesario, modificar los parámetros de control.


Los nuevos equipos permitirán acelerar la producción del primer mapa de ruido porteño.


Los equipos están compuestos por una estación de medición de niveles de presión sonora 01 db DUO, integrados por un micrófono y una batería que se carga a través de un panel solar. La toma de muestras se realiza a través de un micrófono instalado a no menos de 4 metros del suelo para garantizar un registro claro del ruido ambiente.

Por su parte, los sonómetros 01 db Solo Black permitirán tomar mediciones de forma manual en el terreno, complementando los datos que registren las estaciones y detectando nuevos focos de ruido que exijan ser controlados especialmente.

El equipo de trabajo relevará todos estos datos y con ellos avanzará en la producción del mapa de ruido de cada Comuna. En este proyecto ya están trabajando un ingeniero civil acústico, un arquitecto doctorado en acústica, un técnico de sonido y grabación, un ingeniero de sonido y tres jóvenes profesionales que cursan su especialización en sonido.

Sobre medios en la Ciudad