Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La Ciudad celebró la Semana del Árbol junto a alumnos de escuelas porteñas

El evento, en el que participaron alumnos de la Escuela de Comercio Nº 35 D.E. 21 "Leopoldo Marechal", se llevó a cabo en el Lago Lugano

Lunes 31 de agosto de 2015

Para celebrar la Semana del Árbol, la Agencia de Protección Ambiental (APrA) de la Ciudad de Buenos Aires, organizó una recorrida por la futura Reserva de Lago Lugano y una plantación de árboles nativos en el lugar. En el evento estuvieron presentes el presidente de APrA, Juan Carlos Villalonga; Amílcar López, representante de la Ciudad ante el Consejo Ejecutivo de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) y Eva Ferraro, presidente de la Comuna 8.

Los invitados recorrieron distintos senderos de interpretación ambiental y, en el área de palustres, observaron la orquídea de talar, único relicto identificado en la Ciudad, descubierto por el equipo de APrA y que crece en esta zona por haber sido un antiguo meandro del Riachuelo.

Luego, junto con los estudiantes de la Escuela de Comercio Nº 35 D.E. 21 "Leopoldo Marechal" participaron de la plantación de árboles nativos entre los que había algarrobos y talas y de un taller de huerta agroecológica.


Los alumnos participaron activamente de la plantación de árboles.


Tras la plantación, Villalonga aseguró: “para celebrar la Semana del Árbol, lo mejor que podemos hacer es un trabajo de recomposición ambiental como es una plantación de nativas en el Riachuelo, a metros del Arroyo Cildañez, en la zona de la Cuenca Matanza Riachuelo, que es en donde tenemos que poner la máxima prioridad para que este lugar, dentro unos pocos años, sea un sitio con contaminación cero y con la calidad de vida que la gente se merece”.

Más tarde, con la supervisión del equipo de biólogos de la Universidad de Flores, los participantes armaron biorrollos que luego serán plantados en una de las márgenes del Arroyo Cildañez. Los biorrollos son estructuras cilíndricas de un metro de largo por veinte centímetros de diámetro, armados en telas degradables y rellenos con materiales vegetales de poda. En ellos se plantan y alojan las especies seleccionadas que, una vez que enraízan, son fijados en la costa y tienen la capacidad de remover contaminantes, como metales pesados, presentes en el agua.


Los Biorrollos tienen la capacidad de absorber contaminantes del suelo.


Por su parte, Amílcar López afirmó: “Celebramos este día en una nueva reserva ecológica de la Ciudad, en el Lago Lugano. Hace tiempo era impensable que pudiera haber una reserva nueva y hoy, gracias a un equipo de profesionales que ama al medio ambiente y supo ver este lugar como tal, lo estamos recuperando. Esto muestra que la Ciudad mira al sur, le preocupa la Cuenca y, como representante de la Ciudad ante ACUMAR, es algo que me llena de orgullo”.

Eva Ferraro concluyó: “Queremos que se vean las cosas que se están haciendo en la Comuna para poner en valor la zona. Estas iniciativas le hacen bien al medio ambiente y nos va a permitir como vecinos valorar cuántos espacios se pueden recuperar para asegurar un mejor estilo de vida”.

También estuvieron presentes representantes de la Corporación Buenos Aires Sur, de la ONG Aves Argentinas, de la Secretaría de Hábitat e Inclusión (SECHI) y del programa Prohuerta del INTA.


El grupo del evento estuvo integrado por funcionarios, alumnos y docentes.


El Día del Árbol fue instituido por el Consejo Nacional de Educación en el año 1900 y se celebra el 29 de agosto. El objetivo es reflexionar acerca del valor que tienen los árboles. En las ciudades cumplen un rol muy importante como morigerar las altas temperaturas, reducir la polución, absorber el agua de lluvia (lo que disminuye el riesgo de inundaciones), mejorar la calidad del aire, disminuir el impacto del ruido y preservar la memoria histórica de la Ciudad.


Mirá el video de la jornada

Sobre medios en la Ciudad