Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La Ciudad celebró el Día del Derecho a Jugar

Se instalaron 22 puntos de juegos distribuidos por distintos barrios con el objetivo de sensibilizar acerca de la importancia del juego. La actividad central se desarrolló en la Plaza Estado del Vaticano y reunió a grandes y chicos.

Miércoles 28 de septiembre de 2016

Como parte de los festejos por el Día del Derecho a Jugar, que se celebra todos los 27 de septiembre, la Ciudad instaló 22 puntos de juego en donde se realizaron acciones de visibilización y sensibilización sobre la importancia de que los niños disfruten todos los días de un tiempo de juego y recreación.

Se propusieron así intervenciones lúdicas en 22 lugares distribuidos por distintos barrios, cercanos a la zona de influencia de las 20 juegotecas y del Centro Lúdico. Asimismo, por primera vez se dio la salida del "Ludo Micro", un dispositivo de intervención en espacios públicos o sitios pertenecientes a organizaciones que utilizan el recurso de la recreación y el clown para la concientización ambiental llevada adelante en formato de función de circo y teatro, y que, en esta oportunidad, se incorporó a las acciones de la juegoteca Jacarandá.

En tanto, en el Centro de la Ciudad, la actividad se desarrolló en la Plaza Estado del Vaticano, a metros del Teatro Colón: allí se instaló un tobogán inflable gigante, dos paneles para tomarse fotografías, banners y payasos que invitaron a los adultos a romper con la rutina y a ser “promotores” del derecho a jugar. Además, en cada uno de los sitios de juego se repartieron mazos de cartas, juegos en papel y lápices.

Esta iniciativa se basó en los lineamientos de la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989. Junto con los requerimientos básicos de nutrición, salud, vivienda y educación, el juego es reconocido como parte fundamental del desarrollo integral de los niños y niñas. La República Argentina adhirió a esta Convención y en el año 1994 le otorgó rango constitucional, mientras que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dictó posteriormente, desde la Legislatura porteña, la Ley 114 de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, reconociendo en su Artículo 30 el derecho de la infancia a la recreación, el juego, el deporte y el descanso.

Finalmente, a través del Decreto N° 1436/05, la Ciudad instituyó el 27 de septiembre como el Día del Derecho a Jugar a fin de “recuperar la idea del juego por el juego, es decir, no desde un valor instrumental, sino asumiéndolo como esencial para la construcción de la subjetividad del niño. De tal modo, el juego es participar, vincularse, expresarse, crear y deshacer, transformar y transformarse.”

Sobre medios en la Ciudad