Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Prácticas cotidianas para un uso responsable del agua

A través de una serie de recomendaciones de sencilla aplicación, la Ciudad busca concientizar sobre el ahorro de este recurso natural. Los alcances de la campaña.

Jueves 23 de junio de 2016

Menos del 1 por ciento del agua del mundo es apta para el consumo humano, lo que demuestra la urgente necesidad de cuidarla y fomentar su uso responsable. Por eso la Ciudad impulsa una campaña destinada a reforzar un cambio de hábito en base a una serie de consejos y recomendaciones difundidos por redes sociales y distintos canales de comunicación.

La Agencia de Protección Ambiental (APRA), dependiente del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, puso en marcha con la colaboración de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa), proveedora de agua corriente, y los entes nacionales reguladores de Energía y Gas, la promoción de distintas advertencias para contribuir con el ahorro de este recurso natural en la vida cotidiana.

El ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, pidió “tomar conciencia y cuidar los recursos naturales, especialmente en lo que respecta al uso del agua".

"A través de pequeñas acciones diarias como mantener las canillas bien cerradas o revisar las instalaciones, podemos lograr un consumo más responsable”, subrayó.

Por su parte, Juan Bautista Filgueiras, titular de APRA, sostuvo que "en la Ciudad, el consumo de agua por habitante se ubica entre los más altos del mundo, lo que marca la importancia y la responsabilidad que tenemos como sociedad para cuidarla, tanto al evitar la contaminación de los espejos, como el consumo responsable”.



Para Filgueiras, el agua “no sólo debe cuidarse por su escasez, sino que es importante tener en cuenta que la potabilización y el transporte consumen mucha energía".

Foto APRA

Bajo esa premisa, la Ciudad sugiere medidas de sencilla aplicación como optar por ducharse en lugar de tomar baños de inmersión, lo que requiere 4 veces menos de agua, y controlar pérdidas en canillas e inodoros.



Como parte de esta campaña, se recomienda aislar los depósitos y caños de agua caliente, controlar periódicamente que estas aislaciones estén en buenas condiciones y repararlas o cambiarlas si se deterioran.

Foto APRA

También se solicita a los usuarios incorporar aireadores y difusores para ahorro de agua en duchas y canillas, además de sumar inodoros con depósitos de doble descarga.

Para el lavado de espacios exteriores, en tanto, se requiere utilizar mangueras con dispositivos de corte de agua automático o, en su defecto, baldes.

Más tips

En su campaña, APRA pone especial énfasis en cuidados cotidianos como mantener las canillas cerradas durante el cepillado de dientes, evitar derroches por roturas, tomar duchas cortas y enjabonar la vajilla antes de enjuagarla, una modalidad que reduce el consumo en 12 litros por minuto.



También propone lavar el auto de forma consciente, una práctica que permite disminuir hasta un 20 por ciento del consumo total de un hogar; regar las plantas con agua de lluvia y evitar goteras, entre otras recomendaciones.

Según un relevamiento efectuado por Aysa, con un consumo actual de 273 litros diarios por habitante, la Ciudad y el Gran Buenos Aires se acercan al nivel de uso que se registra en las grandes ciudades de Estados Unidos y Europa, que es de entre 280 y 200 litros por día por persona, respectivamente, aunque la norma que postula la Organización Mundial de la Salud (OMS) no debe ser mayor a los 50. Las estimaciones impulsan a superar las barreras y no cesar en los alcances de la campaña.

Ministerio de Ambiente y Espacio Público »

Sobre medios en la Ciudad