Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Nuevas viviendas y más servicios para cinco barrios populares de la Ciudad

Ya fueron construidas 6.000 casas y se mudaron 5.400 familias. Además, se inauguraron escuelas y se abrieron más de 50 calles para mejorar los accesos.

Lunes 26 de septiembre de 2022

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires trabaja para integrar a los barrios populares. En ese marco ya se construyeron más de 6.000 viviendas y se mudaron 5.400 familias. Además, se inauguraron cuatro escuelas, se abrieron más de 50 calles y se colocaron 6.800 chapas con direcciones formales.

Los trabajos buscan generar impacto en aspectos concretos que viven día a día los vecinos de los barrios populares: que no pierdan todo por una lluvia; tengan acceso formal a servicios de agua, electricidad y gas; casas en condiciones para encarar sus proyectos; una dirección formal; nuevas plazas y canchas para hacer deporte; puedan tomarse el colectivo cerca; vivan más tranquilos, en un barrio más seguro; tengan más y mejores oportunidades de trabajo; cuenten con la oportunidad de estudiar; y accedan a un sistema de salud cercano y de buena calidad.

FOTO: PRENSA GCBA

El proyecto se basa en tres dimensiones. La integración habitacional implica la construcción de viviendas nuevas y la mejora de las existentes para levantar el piso de las condiciones de habitabilidad, y que así cada familia pueda desde ahí llevar adelante sus proyectos.

El segundo eje es la integración urbana. Para ello se abrieron calles, pasajes y pulmones de manzana para que entren colectivos, ambulancias y patrulleros. Además, se realizan conexiones a la red de servicios públicos y se construyen escuelas, centros de salud, oficinas del estado, plazas y canchas.

Además se construir viviendas, se abrieron calles y se realizaron conexiones a la red de servicios públicos

FOTO: PRENSA GCBA

El tercer aspecto es la integración socioeconómica, donde se busca generar herramientas para que las dinámicas productivas que ya existen en los barrios populares puedan crecer e integrarse al ecosistema económico de la Ciudad.

Con ese objetivo, se creó una línea de asistencia técnica para capacitar a las unidades productivas para que puedan organizar mejor su trabajo y sus finanzas, aumentar su productividad y sumar herramientas comerciales. También se promovió la exención impositiva para impulsar un camino sostenible a la formalización.

FOTO: PRENSA GCBA

Financiamiento para proyectos productivos

Otra pata clave es el acceso al financiamiento. Se creó el FONDES, un fondo que combina capital privado y público para financiar proyectos productivos de la economía popular. En esa misma línea, se lanzó una línea de crédito del Banco Ciudad específica para la economía social y popular.

También se creó la plataforma Valor Popular, para que las empresas accedan a los productos y servicios de la economía social y popular de manera directa. Además, se impulsó la inclusión financiera de los comercios populares con la entrega de posnets y capacitaciones para que puedan utilizar medios de pago digitales que amplíen sus canales de ventas.

FOTO: PRENSA GCBA

Para ayudar a las mujeres de los barrios populares que atraviesan situaciones de violencia de género se abrieron espacios de atención en 8 barrios, para que las mujeres en situación de violencia puedan realizar denuncias a sus agresores en el acto y recibir asistencia.

Todos los procesos se trabajan en mesas de gestión participativas para definir con la comunidad cada paso a dar: qué calles se abren, qué familias se mudan y qué espacio público se crea. En total, ya hubo más de 2.000 mesas de gestión participativa realizadas.

FOTO: PRENSA GCBA

Los trabajos se realizan en Barrio 31, Barrio 20, Rodrigo Bueno, Playón de Chacarita y Camino de Sirga. En total se construyeron 6.085 nuevas viviendas y ya se mudaron a más de 5.400 familias. Además, se abrieron 58 calles y pasajes, se colocaron 296 nomencladores y 6.813 chapas con direcciones formales para los vecinos, se inauguraron 4 escuelas y 5 Centros de Desarrollo Emprendedor y Laboral.

Para 2023, el proceso de integración tiene como meta continuar con la construcción de viviendas y otorgar los títulos de propiedad a todas las familias mudadas; la creación de más espacios públicos y la apertura de nuevas calles. También está prevista la mudanza de comerciantes a nuevos locales y la instalación de empresas.

FOTO: PRENSA GCBA

Sobre medios en la Ciudad