Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Inauguramos la nueva guardia del Hospital Penna

Por su calidad, tecnología e infraestructura pasó a ser la más moderna de la Ciudad de Buenos Aires.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, inauguró la nueva guardia de emergencias del Hospital Penna, que por su calidad, tecnología e infraestructura pasó a ser la más moderna de la Ciudad de Buenos Aires tanto a nivel público como privado.

Durante el acto en el barrio de Parque Patricios, Macri sostuvo que con esta obra “estamos dando otro importante paso para garantizar la mejor atención de la salud a todos los vecinos de la zona sur”.

“Para nosotros la salud pública gratuita y de calidad es una prioridad. Por eso hoy es un día de enorme alegría porque estamos poniendo en marcha algo que va a marcar un antes y un después en la vida de este querido hospital”, dijo.

Macri encabezó la ceremonia de corte de cintas acompañado por la vicejefe de Gobierno, María Eugenia Vidal; el ministro de Salud de la Ciudad, Jorge Lemus, y el director del Hospital, Carlos Grasso Fontán.

Fontán agradeció a las autoridades del Gobierno porteño porque “hace 18 años que veníamos peleando por conseguir esta guardia y tuvimos la suerte de que en estos cuatro años, a partir de 2008, la obra se pudo concretar”.

La obra realizada en el centro médico de la calle Pedro Chutro 3380 requirió una inversión de más de 13 millones de pesos y aumenta la capacidad operativa del servicio de emergencias del hospital al elevar de 8 a 24 el número de camas y de 38 a 55 la cantidad de profesionales.

La guardia del Hospital Penna atiende a alrededor de 113 mil pacientes por año, según estimaciones del Ministerio de Salud.

Los trabajos efectuados comprenden una superficie cubierta de 1200 metros en la que se construyeron múltiples áreas para la atención ambulatoria, crítica y común, equipadas con tecnología de última generación, e incluyeron el montaje de una nueva central de gases médicos.

Además, fue acondicionada y la habilitada la primera sala de internación para casos que requieren aislamiento, única en los hospitales públicos de la Ciudad, que va a permitir alojar a pacientes que no pueden permanecer cerca de otros enfermos por riesgos de contagio.

“La guardia de emergencias es la puerta de entrada al sistema de salud pública y todos los vecinos que vengan a aquí van a sentir desde el primer momento están en buenas manos, porque triplicamos la cantidad de camas, sumamos más profesionales y nuevo equipamiento y tenemos un servicio óptimo para asegurar respuesta rápida, que es lo más importante a la hora de salvar vidas”, afirmó Macri.

La nueva guardia del hospital fue provista de una central de monitoreo, monitores multiparamétricos, cardioversores desfibriladores, equipos rodantes de rayos X, ecógrafos, laringoscopios, aspiradores portátiles, oxímetros de pulso, otoscopio-oftalmoscopio, tensiómetros aneroides para amurar y portátiles, ventilador pulmonar adulto y de transporte, balanzas, negatoscopios, y electrocardiógrafos de tres vías.

También se incorporaron camillas, camas articuladas rodantes de accionamiento manual, vitrinas, carros de paro, lámparas cialíticas y computadoras.

El plantel médico de la guardia está integrado por un jefe de día, cirujanos, clínicos, toco-ginecólogos, pediatras, neonatólogos, terapistas, anestesiólogos, traumatólogos, neurocirujano, cardiólogo, profesionales médicos de clínica, psicólogo, bioquímicos, farmacéuticos, obstétricas, ecografista, kinesiólogos, trabajador social, instrumentadoras quirúrgicas, técnicos de rayos X y técnicos de hemoterapia.

Sobre medios en la Ciudad