Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Historias de mi Comuna: Puerto Madero

Porteños, ¿sabían que Buenos Aires tuvo su primer puerto completo en 1898? Los barcos se arrimaban a la costa y descargaban mercadería o pasajeros a través de grandes carretones que se internaban en el río. Los bancos de arena y barro de nuestro Río de la Plata, entorpecían la navegación y los barcos usaban el Riachuelo de los Navíos para aproximarse a la ciudad.

En 1872 se construyeron el muelle y los depósitos en Las Catalinas y, como la ciudad de Buenos Aires se había convertido en la capital de la Federación, se acordó que era necesario construir de una buena vez un buen puerto.

El ingeniero Luis Huergo y el comerciante Eduardo Madero presentaron dos proyectos muy originales. La propuesta del ingeniero Huergo era construir dársenas abiertas, con forma de peine, desde el Riachuelo hacia el norte con la posibilidad de futuras ampliaciones.

El plan de Madero incluía la construcción de una serie de diques cerrados interconectados mediante puentes. Una gran isla artificial de relleno de tosca y tierra, con dos dársenas para embarcaciones. Completaban el conjunto dos puentes giratorios para llegar a tierra desde la isla artificial. El proyecto de Eduardo Madero era el más complejo y pretencioso y en 1882 el Congreso Nacional lo aprueba.

Las obras para el proyecto Puerto de Buenos Aires estuvieron guiadas por los ingenieros Eduardo Simpson y James Dobson. La construcción comenzó en 1887 y concluyó 10 años después en 1898.

Cuando las obras terminaron, se comenzaron a edificar los famosos “docks” de Puerto Madero, esos edificios de ladrillos de estilo inglés que podés ver cuando pasás por ahí. Se usaban como silos o como depósitos para la mercadería que debía ser exportada. Tienen entre tres y cuatro pisos además de un sótano. En las fachadas se instalaron grúas Armstrong & Mitchell para poder elevar las mercaderías y almacenarlas. Pero rápidamente el Puerto de Madero quedó caduco. El vivaz intercambio comercial excedió sus capacidades.

En 1911 comenzó a construirse el Puerto Nuevo, basado en la propuesta inicial de Huergo que se inauguró en 1925.Y el diseñado por Madero fue relegado a actividades cada vez más periféricas, hasta quedar definitivamente obsoleto. El dock, los silos y los molinos que hoy caracterizan al barrio quedaron rápidamente en desuso, dándole al lugar un aspecto sombrío y abandonado.

En 1918 se inauguró el Balneario Municipal en la Costanera Sur, que tuvo sus épocas de esplendor. Y, a fines de la década del 20, se abrieron por la zona una serie de cervecerías, que ofrecían a los visitantes números de variedades. El lugar de encuentro más famoso fue sin lugar a dudas la Munich, que hoy es sede de la Dirección General de Museos.

En los años 50 la Costanera Sur empezó a perder terreno en las preferencias de los porteños. El río estaba contaminado y los bañistas abandonaron el lugar. Las cervecerías fueron cerrando y los números de variedades se mudaron hacía tiempo a la floreciente calle Corrientes.

En las décadas del 70 y 80 se rellenaron terrenos aledaños al río, clausurando definitivamente el balneario y dando origen a lo que hoy es la Reserva Ecológica. Así la zona se introdujo en un nuevo período de ostracismo.

En 1989, se creó la Corporación Antiguo Puerto Madero y nació la decisión de incorporar definitivamente la zona a la ciudad. La Corporación se hizo cargo de la comercialización de las 170 hectáreas que conformaban la zona y en 1991 llamó a un concurso de ideas para planear su urbanización.

Finalmente, en febrero de 1992, tres proyectos resultaron ganadores del primer premio. Según establecían las bases del concurso, tres integrantes de cada una de las propuestas se unieron para constituir un nuevo equipo, responsable del diseño del "Plan Maestro".

Hoy, el barrio de Puerto Madero es un modelo internacional de recuperación, casi redención, de un espacio baldío para la ciudad. Es el barrio de las calles con nombre de mujer. El barrio más joven. El hermanito menor que nos llena de orgullo ¡Lo lindo que es!

Si querés compartir alguna historia de tu Comuna o contarnos qué historia te gustaría saber, escribinos a comunas@buenosaires.gob.ar.

Sobre medios en la Ciudad