Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Historias de mi Comuna: Basílica de San José de Flores

Avenida Rivadavia 6950

Mirá vos, el edificio de la basílica de San José de Flores de hoy no es el original ni tiene 200 años de antigüedad como se afirma por ahí. La cosa es así: en 1806, Antonio Millán, representante legal de la familia Flores, se encontraba loteando los terrenos que darían origen al barrio. La familia Flores dona a la Curia de Buenos Aires una manzana para la construcción de una iglesia, y otra al Estado para la formación de una plaza. Inmediatamente, el 31 de mayo de 1806 se instituye el curato y la parroquia de San José de Flores ¡Imaginate! ¡El lugar era apenas un loteo! Ese día nació el barrio de Flores.

Primero se construyó un oratorio que fue relevado de sus funciones en 1831 cuando se inauguró un templo más grande obra de Felipe Senillosa, gracias al entusiasmo del párroco Martín Boneo que involucró a las familias poderosas del pueblo: los Terrero, los Dorrego ¡y al mismo Gobernador Juan Manuel de Rosas! La población crecía y el templo ya no aceptaba más ampliaciones y así fue que la piedra fundamental de la actual basílica se colocó en 1879, gracias al esfuerzo de los pobladores y el ímpetu del párroco Feliciano de Vita, quien en 1883 no dudó en transferir una parte de la primitiva manzana. Finalmente pudo inaugurarse el templo, que el 20 de enero de 1912 fue consagrado basílica por el Papa Pío X.

En la Basílica hoy funciona un comedor comunitario de Cáritas “que provee alimentos a más de 250 personas en dos turnos”. Todos los meses hacen una colecta de alimentos puntuales.

¿Querés compartir alguna historia de tu Comuna? ¿Te animás a escribirla? Mandala a historiasdemicomuna@gmail.com. Acordate de contarnos en el asunto en qué barrio se desarrolla.

Sobre medios en la Ciudad