Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Historia de mi Comuna: Villa Santa Rita

Martes 6 de agosto de 2013

Los pagos de Villa Santa Rita eran parte de una gran hacienda rodeada por el Riachuelo y las calles Álvarez Jonte, General Artigas y Concordia. En 1776 las compró Juan Diego Flores. En aquellos tiempos, el paisaje estaba dominado por alfalfares perfumados, tambos y hornos de ladrillos.

Muchos años después, las tierras fueron compradas por una señora con un nombre un tanto extenso: María Josefa Nicolasa del Corazón de Jesús Ramos Rodríguez de Garmendia y Alsina. Esta buena señora quería convertir el lugar en una chacra de descanso. Para eso, construyó una gran casona colonial y como era devota de Santa Rita de Cascia, colocó su imagen en un oratorio. Esa misma figura es la que hoy podés encontrar en la iglesia del barrio, en la calle Camarones al 3.400.

Con el paso del tiempo la zona empezó a perder su ruralidad y los terrenos fueron comprados en cuotas por los obreros de las fábricas aledañas. Las calles no tenían veredas y, en sus comienzos, se trató de un barrio muy humilde.

Para el fallecimiento de la Sra. de Garmendia y Alsina, el 7 de julio de 1878, la zona era conocida como “Chacra de Santa Rita”. Recién en 1889, ¡once años después!, la Constructora de San José de Flores loteó las tierras.

En los registros notariales, el 5 de septiembre de 1889 aparece por primera vez el nombre del barrio y nos lo prendimos al pecho como una escarapela: “Villa Santa Rita”. Por eso, por el buen nombre, porque ¡Santa Rita, lo que se da no se quita!, todos los 5 de septiembre festejamos orgullosos el aniversario barrial.

Si querés compartir alguna historia de tu Comuna o contarnos qué historia te gustaría saber, escribinos a comunas@buenosaires.gob.ar.

Sobre medios en la Ciudad