Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Gran Premio de Súper TC 2000

En un circuito diseñado en el microcentro, el 31 de marzo y el 1° de abril se vivirá en Buenos Aires un acontecimiento deportivo inolvidable

Jueves 29 de marzo de 2012

Los vecinos y turistas que visiten la Ciudad de Buenos Aires este fin de semana vivirán un acontecimiento deportivo inolvidable con la disputa del Gran Premio Súper TC 2000, que recorrerá un circuito callejero de 3.080 metros rodeado de lugares emblemáticos de esta capital.

La carrera contará con la participación de los principales pilotos y marcas de la categoría y tendrá como punto de largada la avenida 9 de Julio, donde se ubicarán los boxes, a la altura del cruce con Avenida de Mayo.

Desde allí los autos, provistos de sus flamantes motores V8 de 430 caballos de potencia, seguirán por la 9 de Julio, bordearán el Obelisco y pasarán frente al Teatro Colón hasta Viamonte .

Luego retomarán la misma avenida en dirección contraria, volverán a pasar al lado del Obelisco, doblarán en Diagonal Norte hasta la curva de Bolívar, frente a la Plaza de Mayo, e ingresarán a la recta final por Avenida de Mayo para desembocar en la 9 de Julio otra vez.

La actividad competitiva se pondrá en marcha el sábado, a partir de las 9, con los entrenamientos y las pruebas de clasificación y el domingo, a las 12, está prevista la apertura oficial de la carrera.

El TC 2000 es la categoría de automovilismo de competición de mayor desarrollo tecnológico en el país y está compuesta por 11 equipos y 25 pilotos de máximo nivel.

El Gran Premio de Buenos Aires forma parte del calendario oficial de la temporada y está fiscalizado y aprobado por el Automóvil Club Argentino bajo estrictas normas de seguridad requeridas por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

El operativo de prevención para garantizar el normal desarrollo de la carrera estará a cargo de un importante número de efectivos de la Policía Metropolitana y de seguridad privada e incluirá 26 ambulancias de alta complejidad (12 dentro del circuito y 14 en la periferia).

Además, se utilizarán 14 vehículos de rescate, 30 hombres en pista con matafuegos, 3 autobombas y 4 móviles de acción rápida.

Como la competencia coincide con el Domingo de Ramos, se dispuso que la zona de la Catedral Metropolitana, en avenida Rivadavia y San Martín, permanezca liberada para facilitar el libre acceso de los fieles a las misas.

El armado del circuito insumió la utilización de 1.605 bloques de hormigón para demarcar todo el recorrido. Tienen diseño tipo New Jersey y están fabricados bajo las normas de la FIA. Cada uno mide cuatro metros de largo y pesa 4.750 kilos.

El circuito también fue rodeado por 3.000 metros de malla de contención, lo cual apunta a evitar que, en caso de un accidente, vuelen objetos hacia las tribunas. Para sujetar esos bloques y mallas se utilizaron más de 5.500 metros de cables de acero y habrá 1.440 “muñecos de goma” conformando pilas de neumáticos enzunchados para amortiguar impactos.

Desde principios de la década del ’50 en Buenos Aires no se realizaba una prueba automovilística callejera. En aquella época, antes de la inauguración del autódromo porteño, en 1952, las competencias se hacían en las avenidas de los bosques de Palermo y en la Costanera Norte.

Sobre medios en la Ciudad

Últimas noticias