Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Frutas y verduras, los aliados para el calor

El verano nos obliga a cuidarnos más del calor. Por eso, el consumo de frutas y verduras es clave para mantener la hidratación. Conocé cómo cuidar tu salud en esta época del año

Miércoles 3 de diciembre de 2014

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer cinco porciones de frutas o verduras por día para cumplir con la ingesta de nutrientes necesaria para tener una alimentación saludable. ¿Cómo llegar a esa recomendación? Hay muchas formas: que el postre sea una fruta, que el desayuno tenga un jugo exprimido, que la mitad del plato en el almuerzo y la cena sean vegetales.

¿Por qué es tan importante? Las frutas y verduras aportan fibra, vitaminas y otros componentes con efectos positivos en la salud, además de que son alimentos bajos en calorías y con gran contenido de agua.

Es importante comer frutas y verduras de todos los colores y no siempre las mismas porque cada una tiene distintos nutrientes que el cuerpo necesita.

Son frescas y aportan buena cantidad de líquido al cuerpo. Aprovechá las frutas y verduras de estación, que son más frescas, ricas y económicas, para sobrellevar mejor las altas temperaturas del verano.

Frutas y verduras, los aliados para el calor

Durante el verano, elegí el agua

Cuando sube la temperatura el cuerpo necesita más líquido para no deshidratarse. Durante el verano hay que prestarle mucha atención a lo que tomamos. Las opciones son muchas pero no siempre se elige lo mejor. Licuados, jugos, gaseosas dietéticas, mate o café ayudan a llegar a los dos litros diarios que un adulto debe tomar por día. Sin embargo, la opción más saludable es el agua.

El agua es el principal componente del cuerpo humano. Es esencial para el buen funcionamiento del cuerpo y por eso es vital. El agua está en la comida también, principalmente en las frutas y las verduras. Sin embargo, es necesario que la ingesta de líquidos sea mediante la toma de agua.

Para cubrir bien los dos litros diarios, se necesita tomar ocho vasos por día. Para lograrlo es más fácil si se lleva una botellita cargada en el bolso. Así es más sencillo contar y cubrir la cantidad de líquido que se necesita por día.

Frutas y verduras, los aliados para el calor

Sobre medios en la Ciudad

Últimas noticias