Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

“FIUMINE es una forma diferente de entender la luz”

Fiumine es una empresa de diseño de iluminación que participó y ganó en la convocatoria de la décima edición de IncuBA. Desde sus oficinas en el Centro Metropolitano de Diseño, producen lámparas hechas a mano con maderas recuperadas, con el objetivo de proponer una nueva forma de decoración. Mercedes Massot y Francisco Silva Font, dos de sus fundadores, nos cuentan sobre el emprendimiento y su experiencia dentro del programa.

Martes 25 de agosto de 2015

¿De qué se trata el emprendimiento? ¿Cómo surgió la idea?

Fiumine es diseño de iluminación y decoración hecha a mano con materiales cuidados. La primera línea de lámparas está fabricada en madera. Son piezas con líneas simples y un diseño minimalista. La estructura se completa con una bombilla tipo globo, pudiendo elegir entre varios modelos. En Fiumine buscamos crear una lámpara que se identifique y defina por sí sola, en la que se otorga un papel principal al bulbo de luz. Para nosotros Fiumine es, por encima de todo, una forma diferente de entender la luz. Nuestras lámparas cuentan con regulador de luz y son personalizables, pudiendo elegir el tipo de bombilla, el color del cable e incluso el largo. Creamos luminarias que se distingan por sí solas, que además de cumplir la función de iluminar, decoren el ambiente cuando no están encendidas. Todas nuestras lámparas son objetos especiales, únicos, pequeñas obras de arte que resaltan y enriquecen el espacio en el que se encuentran. Para ello, trabajamos en nuestros talleres seleccionando y manipulando cada material de forma individual, cuidando al máximo cada detalle.

¿Cómo influye su profesión en el desarrollo del proyecto y la incubación?

La idea de Fiumine surge de una diseñadora industrial, Mercedes Massot, un piloto y administrador, Francisco Silva Font, y un administrador inquieto, Matías Dumont, comprometidos con el medio ambiente e interesados por el diseño y por descubrir y crear objetos que fueran protagonistas por sí mismos. Hace cinco años creamos la primera lámpara como hobby y hace un año y medio que nos lanzamos a la venta. Gracias a las distintas profesiones es más fácil la división de tareas. Francisco se encarga de toda la parte administrativa y Mercedes de la parte de diseño y comunicación. Matías, con residencia en Madrid, se encarga de Fiumine España. Es la cabeza de la empresa allá.

¿Qué herramientas les brinda Incuba?

Aparte de la incubación física durante un año a través de las tutorías y capacitaciones, Incuba nos ayudó a profesionalizarnos y a crecer como empresa. Por otro lado, nos ayuda a ponernos en contacto con otros emprendedores de diferentes rubros y con ellos compartir experiencias en el día a día.

¿Cómo es tener tu oficina en el CMD y dentro del Distrito de Diseño de la Ciudad?

Es tener una vidriera permanente que nos permite exhibir nuestras lámparas y contarle al público de qué se trata nuestro proyecto. Es una gran oportunidad para darnos a conocer entre el público que asiste a las capacitaciones, encuentros y diferentes eventos que se llevan a cabo en el CMD, en su gran mayoría, diseñadores, arquitectos, y decoradores.

¿Cómo se ven en el futuro, cuando salgan de la incubación?

Nos vemos más preparados y con una mejor organización. A corto plazo nos gustaría montar nuestro propio taller y tener todas las herramientas necesarias para fabricar el 100% de nuestras lámparas. A mediano plazo queremos abrir nuestro propio local donde poder ofrecer nuestra luminaria, tanto la línea actual como nuevas líneas, usando diversos materiales, siempre con materiales cuidados. Por el momento estamos en Argentina y España. Nos gustaría poder expandirnos y exportar a otros países.

Sobre medios en la Ciudad