Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El Super TC2000 volvió al Autódromo de la Ciudad

Con las tribunas repletas y la lluvia como protagonista, los 200 Kilómetros de Buenos Aires se corrieron el último fin de semana de julio en su clásico escenario y la victoria en una accidentada competencia se la llevó el binomio formado por Agustín Canapino y Guillermo Ortelli.

Miércoles 7 de septiembre de 2016

Después de dos años de ausencia, el Súper TC2000, la categoría más sofisticada del automovilismo local, retornó el fin de semana del 30 y 31 de julio al autódromo porteño con los 200 Kilómetros de Buenos Aires, competencia que quedó en manos del binomio integrado por Agustín Canapino y Guillermo Ortelli.

Las tribunas del Gálvez volvieron a vibrar con los 200 Kilómetros de Buenos Aires luego de dos años y ni siquiera la intensa lluvia que se desató durante la final del domingo aplacó el entusiasmo del público, que pudo disfrutar de una emocionante carrera, en la que el mal tiempo fue protagonista.

Cuando apenas iban tres giros se largó un intenso chaparrón que obligó a correr con auto de seguridad hasta la vuelta 31 y finalizar la carrera por tiempo, situación que favoreció a Canapino y Ortelli, ganadores de la competencia.

Detrás de los pilotos del Chevrolet Cruz quedaron Matías Rossi y Gabriel Ponce de León, con el Toyota Corolla, mientras que completaron el podio Christian Ledesma y Mauro Giallombardo, con el Renault Fluence GT.

Esta competencia, cita obligada para el deporte argentino, contó con la presencia del vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; y el ministro de Modernización, Innovación y Tecnología de la Ciudad de Aútonoma de Buenos Aires, Andy Freire, y fue el puntapié inicial de la puesta en valor del Gálvez, su reactivación y el retorno de las principales categorías del país.

La iniciativa se enmarca dentro del proyecto integral de recuperación, reposicionamiento y jerarquización del Autódromo “Oscar y Juan Gálvez” y su papel en el desarrollo de Villa Lugano, cuyo Master Plan está siendo elaborado por la Subsecretaría de Inversiones del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología porteño.

“Tenemos un maravilloso proyecto que se viene trabajando hace más de un año y que implica desarrollar el automovilismo con todas a las inversiones que vamos a hacer como ciudad. Muy pronto vamos a tener buenas noticias para este autódromo con tanta historia”, anticipó Santilli.

A su vez, el vicejefe destacó el gran clima que se vivió durante todo el fin de semana en el Autódromo de la Ciudad: “Recorríamos el autódromo con mis hijos, que son fanáticos fierreros, y sentir el clima, ver la gente en las tribunas, todas las categorías, fue un espectáculo increíble”.

En la misma línea, Freire mostró su alegría por la vuelta de una competencia tan importante al Gálvez: “Es un gran puesta en valor del Autódromo de la Ciudad, a través del trabajo en equipo del ministerio”, indicó.

Por su parte, Ezequiel Rebruj, director General de Gestión de Inversiones del Ministerio de Modernización, Innovación y Tecnología, explicó el impacto que tiene este acontecimiento para el Sur de la Ciudad: “Esto marca un paso más en el plan de recuperación de la zona deportiva del Autódromo en su rol como catalizador del desarrollo de Villa Lugano, que incluye una serie de proyectos sociales en los alrededores del predio, con beneficios para la comuna”.

La carrera de los 200 kilómetros de Buenos Aires tuvo su primera edición en 2004 en el autódromo porteño. De las diez ediciones, solo dos no se realizaron en la catedral de nuestro automovilismo: en el 2011, que se llevó a cabo en La Plata y en el 2015 en La Pampa.

Sobre medios en la Ciudad