Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El Rosedal celebra su 102° aniversario

Dentro del Parque 3 de Febrero, es un emblema del diseño paisajístico y regala una imagen privilegiada dentro de la Ciudad.

Jueves 24 de noviembre de 2016

El Rosedal del Parque 3 de febrero cumple 102 años. Este jardín de casi 4 hectáreas, de acceso libre y gratuito, está ubicado sobre la avenida Presidente Pedro Montt. Todos los días, atrae a turistas extranjeros y vecinos de la Ciudad, quienes recorren sus senderos, caminando entre los rosales de distintas tonalidades, para luego cruzar el lago a través del famoso puente blanco.

Es el espacio más visitado del Parque 3 de febrero. Su popularidad no es injustificada: este jardín, cuidadosamente diseñado, fue premiado, en el 2012, con el Garden Excellence Award, otorgado por la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas (WFRS).



Construido para cruzar el Lago del Rosedal, el Puente Blanco es también conocido como Puente Helénico o Puente Griego, debido a sus rasgos arquitectónicos.

El Rosedal es un emblema del diseño paisajístico y regala una imagen privilegiada dentro de la Ciudad: su particular encanto, resultado del trabajo de una de las grandes figuras del urbanismo porteño, le otorga una identidad propia. Conocer el Rosedal es una de las tantas buenas excusas para visitar el Parque 3 de febrero.

Parque 3 de Febrero

Con 370 hectáreas, el Parque 3 de febrero integra el espacio verde más grande de la Ciudad. Dentro del predio se distinguen áreas de acceso libre y gratuito que ocupan la mayor porción del Parque, como las plazas, los paseos y el Rosedal. Otras, son de uso restringido, como el campo de golf, el Jardín Japonés, el Museo de Artes Plásticas “Eduardo Sívori” o el Planetario “Galileo Galilei”. Existen también áreas que dependen del Gobierno Nacional, dentro de las que se destaca el Hipódromo de Palermo, otras que fueron concesionadas a clubes u otras organizaciones y también espacios que fueron vendidos.

Su riqueza natural y paisajística rápidamente convirtió al Parque en uno de los lugares de esparcimiento más buscados por los porteños, quienes no sólo se acercan para descansar y disfrutar del paisaje, sino también para practicar lo más variados deportes y actividades en alguna de las 29 plazas que integran este espacio: desde el fútbol y el running hasta el longboard y el roller hockey.

Sobre medios en la Ciudad