Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

El pequeño "Francisquito"

Un nene disfrazado de Santo Padre terminó en brazos del Papa, quien festejó su presencia, en medio del carnaval italiano. La criatura fue ovacionada por toda la plaza San Pedro, pero ni así logró parar de llorar. Al rato, cuando se reencontró con su mamá, se calmó. Un lindo momento que nunca borrará.

Jueves 27 de febrero de 2014

En Italia, se sabe, son días de carnaval. De puro festejo, de una punta a la otra del país. Los chicos, de distintas edades, se divierten disfrazándose de personajes reales o fantásticos. Y, como no podía ser de otro modo, apareció un “Francisquito en miniatura”, que se llevó la ovación de los presentes e incluso terminó en los brazos del mismísimo Papa.

Ocurrió en la plaza de San Pedro, donde muchos de los fieles, grandes y también chicos, aparecieron disfrazados de distintas maneras. Pero el que más llamó la atención fue este pequeño vestido de Papa Francisco, con la cruz igual y todo.

En una entrevista a la agencia ANSA, la mamá explicó que la idea fue de una de las abuelas del nene, y la otra abuela cosió el vestido. Quisieron que fuera un gesto de afecto hacia el Santo Padre y un modo de pedirle su bendición para el niño. Lo malo fue que cuando los encargados de seguridad lo acercaron al Papa, el nene, al verse alejado de su mamá, se puso a llorar. Menos mal que se le pasó enseguida…



Sobre medios en la Ciudad