Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

¡Descubrí la farmacia más antigua de Buenos Aires!

Conocé la que fue la primera farmacia de nuestra Ciudad, a su legendario farmacéutico y las historias de uno de los comercios más antiguos

Poco más de 20 años pasaron desde la Revolución de Mayo hasta que Buenos Aires tuvo su primer bótica en el año 1834. Y desde entonces, han pasado exactamente 178 años en los que la Farmacia La Estrella atiende a sus clientes en una esquina empedrada del barrio de San Telmo.

Las voces de la historia se remontan lejos y cuentan que fue Bernardino Rivadavia quien pujó para que esta farmacia se construyera y fuera líder en América del Sur.

Pero la historia de esta farmacia no vive sólo en su arquitectura antigua de sólidos materiales. Alberto, su farmacéutico, lleva 25 años trabajando día a día en La Estrella. Entró cuando tenía, justamente 25 y ahí se quedó: "Algunos dicen que esta es mi primera casa". Y de hecho, hay quienes llegan de muy lejos hasta ahí preguntando por él. ¨Una vez vino una mujer de los Estados Unidos, hablando medio en inglés, y preguntó por mi. Dijo que me había conocido en un diario".

Es que la Farmacia La Estrella es uno de los puntos turísticos de la Ciudad y a ella llegan viajeros de todos lados del mundo. Ir y ver lo que es este lugar lo explica: "Te genera algo entrar acá, entrás al pasado. Pensar que es la primera farmacia te hace así…", dice Alberto mientras hace un gesto de escalofrío que le recorre la piel.

La decoración y los materiales son alucinantes: estanterías y armarios de nogal traídos de Italia, cristales de Murano, mármol de Carrara, pisos venecianos… Y unos bajorrelieves que hacen quedar con la cabeza mirando el techo. En el centro del cielo raso hay un fresco desde el que nos mira la llamada Farmacopea que se presenta triunfante ante la enfermedad.

Alberto nos cuenta que además de farmacéutico es un gran conocedor de la historia de esta, su casa, que los grandes cuadros de mujeres de las paredes están inspirados uno en la mujer de Facundo Quiroga y otra en la de Julio A. Roca. Todo, todo en esta farmacia guarda un secreto y una historia. "Acá se hacían tertulias los sábados por la tarde hasta pasada la medianoche. Venían Pellegrini, Roca, Mitre…" Resulta increíble pensar en ellos discutiendo política por la noche en este lugar en el que uno compra remedios para el resfrío y se pesa en la balanza.

Hoy no están ellos debatiendo la vida política de los ciudadanos, pero está todo el equipo de La Estrella que es muy querido por sus clientes. Y como no hacerlo, si atienden con dedicación y el entusiasmo de quien está a gusto con su lugar, con su trabajo.

Si estas por el centro de la Ciudad, si necesitan algún medicamento, tenes ganas de pesarte en una clásica balanza de aguja, ser atendido por gente que sabe y disfruta con su trabajo o si queres conocer un histórico y hermoso lugar, no dejes de pasar por Alsina y Defensa y conocer la antigua farmacia La Estrella.

Si querés ver más imágenes podes consultar el fotorreportaje aquí

Fotos y texto: Estrella Herrera

Sobre medios en la Ciudad