Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Del abandono al desarrollo: cómo transformaremos el Elefante Blanco

Asumimos el compromiso de mudar el Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano al predio del edificio ubicado en el Barrio 15. Conocé cómo pensamos lograrlo.

Viernes 21 de julio de 2017

No queremos “esconder al elefante”: vamos a hacerlo relucir. Comenzamos las obras para demoler el Elefante Blanco, un hospital abandonado en el Barrio 15, con el fin de construir allí el edificio del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano, un compromiso que asumimos hacia 2019. El objetivo, además, es que 25.000 vecinos del lugar vean mejoras en las cercanías del predio.

El nuevo Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano contará con un subsuelo, una planta baja, tres pisos y un piso azotea con terraza verde que sumarán 17.700 metros cuadrados. Será el lugar de trabajo de 1.138 personas.

Este año comenzamos las obras: limpiamos el establecimiento, realizamos estudios de factibilidad y trabajamos junto a 90 familias que habitaban el predio para evaluar su relocalización. El próximo 10 de agosto se demolerá el Elefante Blanco para continuar con los próximos pasos.

"El concepto es que este edificio bajo se integre al barrio, no que lo esconda, como sucede ahora con esta mole de 14 pisos. Queremos que el nuevo Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano sea un puente y no una barrera", señaló Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El “Elefante Blanco”, un edificio con una superficie total de 63.600 metros cuadrados distribuidos en 14 pisos, comenzó a construirse a fines de la década del 30 del siglo pasado. Su destino era ser el hospital más grande de Latinoamérica y, tras un tiempo de paralización, en 1948 la obra se retomó. Siete años más tarde el proyecto se canceló definitivamente.

Foto de Walter Carrera-gv/GCBA

Las 90 familias que residían dentro del edificio y convivían con altos niveles de contaminación por los basurales, presencia de roedores y aguas servidas en el subsuelo fueron relocalizadas y a cada una de ellas se les entregó un subsidio habitacional o se le dio otra alternativa en el marco del Instituto de la Vivienda.

Otras 25.000 personas del barrio también mejorarán su calidad de vida: se pondrá en valor la zona cercana al Elefante Blanco conformadas por las calles De la Rosa, Hubac, Cañada de Gómez y Timoteo Gordillo. Para eso, se realizarán nuevas veredas, se instalarán luminarias y se construirá un área de descanso con juegos inclusivos y espacio para contenedores.

El objetivo final es que se incremente el movimiento de personas en el lugar a toda hora y, de ese modo, reducir los casos de inseguridad y aumentar la posibilidad de desarrollo comercial del área, lo que logrará que más vecinos tengan oportunidades laborales.

Además de la puesta en valor del Elefante Blanco y su entorno, nos propusimos desarrollar el Eje Radial y el Eje Ferroviario, dos zonas clave del Barrio 15. El proyecto incluye el soterramiento de la red eléctrica y la fibra óptica y la instalación de luminarias, entre otras mejoras.

El plan es parte de otro compromiso que asumimos hacia 2019. Queremos que 80.000 vecinos que hoy viven en villas tengan infraestructura urbana y servicios públicos como en el resto de la Ciudad: calles asfaltadas, red de agua y eléctrica, cloacas, y nuevos espacios públicos y verdes.

Mirá cómo imaginamos al Barrio 15 en 2019

Sobre medios en la Ciudad