Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Cómo son los primeros semáforos para peatones distraídos

Están ubicados en el piso y alertan a transeúntes que no prestan atención al tránsito por sus celulares. Ya se instalaron los primeros en un cruce del barrio de Retiro por donde caminan más de 3.000 personas por hora.

Viernes 8 de septiembre de 2017

¿Sabías que se calcula que una persona mira su celular alrededor de 85 veces por día? Esto surge de un estudio de la Nottingham Trent University. Si sos de aquellos que no pueden despegar la vista de la pantalla estos semáforos son para vos, porque están en el piso para que no te distraigas a la hora de cruzar la calle. Asumimos un compromiso de reducir un 30% las víctimas fatales en siniestros viales hacia 2019 y hay nuevos aliados para cumplirlo.

Ya se instalaron los primeros semáforos para peatones “tecnológicos” en el barrio de Retiro, en las avenidas Del Libertador y Ramos Mejía, cruce por donde circulan más de 3.000 transeúntes por hora. Se trata de un lugar cercano al Centro de Trasbordo Retiro, donde se realizan aproximadamente 81.450 trasbordos diarios.



Adaptables, resistentes e intensos

Los semáforos para peatones “distraídos” están conformados por cuatro luces LED tipo “tortuga” colocadas en la calle de forma horizontal que muestran los colores verde y rojo. Sirven para reforzar el semáforo peatonal tradicional pero no lo reemplazan.

Los nuevos semáforos son adaptables a la calzada y resistentes a los golpes y a la lluvia. Pero su característica más importante es que son intensos: la fuerza de su luz es más fuerte que cualquier otra distracción e impacta en el peatón por sobre otros estímulos visuales, pero no llega a alterar la atención de los conductores. Esa potencia se alcanza, además, con seguridad eléctrica: mientras que los semáforos tradicionales reciben 220 voltios, los nuevos son de baja tensión.

Foto archivo/GCBA

Por qué son aliados para nuestro compromiso

Junto a los ciclistas y los motociclistas, los peatones son los actores del tránsito más vulnerables. Entre los tres suman un 76,1% del total de fallecidos entre 2012 y 2015, de acuerdo con el Informe Estadístico sobre la Siniestralidad Vial en la Ciudad de Buenos Aires. Gran parte de los accidentes en los que estuvieron involucrados esas víctimas fue evitable.

En línea con nuestro compromiso de reducir las víctimas fatales por siniestros de tránsito en un 30% para 2019, los semáforos para peatones “distraídos” nos ayudarán a reducir la cantidad de accidentes evitables. El modelo ya fue implementado en ciudades de Alemania y Holanda, entre otros países del mundo.

El compromiso sigue los lineamientos del Plan de Seguridad Vial, elaborado de forma participativa entre el sector público, privado y académico. Bajo el lema “Ninguna víctima fatal ni herido grave es aceptable”, propone una transformación profunda en cinco ejes: infraestructura segura, control y legislación, educación vial y concientización, información de calidad a través del Observatorio de Seguridad Vial y compromiso ciudadano.

Sobre medios en la Ciudad