Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

4.500 porteños participan de Buenos Aires Corre

Entre 2010 y 2015 prácticamente se duplicó el número de participantes del programa. El Running en la Ciudad se potenció en los últimos años y fue creciendo hasta alcanzar un récord histórico de personas que se sumaron a esta actividad, posicionando a Buenos Aires como la capital del Running en la región. Durante 2015 alrededor de 800 mil corredores pudieron participar de 75 carreras de calle. Testimonios.

Jueves 31 de marzo de 2016

Buenos Aires impulsa el deporte, las actividades al aire libre y la vida sana. Por eso, año tras año se aumentaron la cantidad de carreras organizadas en la Ciudad, lo que permitió que más personas puedan disfrutan de correr por Buenos Aires.

El Gobierno porteño, a través de la Subsecretaría de Deportes, implementa el programa Buenos Aires Corre, que se desarrolla en el Parque Saavedra, Banff, Puerto Madero, Palermo Golf, Plaza Houssay, Plaza Arenales, Lugano, Rosedal, Parque Centenario, Parque Chacabuco y Parque Patricios.

El crecimiento de este programa ha sido constante. La cantidad de participantes que anualmente participan de las actividades desde su creación en 2010 hasta el 2015 prácticamente se duplicó: de 2500 creció a 4500 el último año.

También fueron sumándose sedes al ritmo del crecimiento de BA Corre: de 4 en 2010 se pasó a 12 en 2015.

“El auge del running se viene potenciando desde la Ciudad. El Gobierno ha estado recuperando distintos espacios públicos para el deporte. Las más de 70 carreras de calle, incluidas las cuatro media maratón y la maratón, fortalecen un calendario nutrido de eventos deportivos", dijo Luis Lobo, el subsecretario de Deportes porteño.

Horarios

En las clases, profesores experimentados guían a los participantes en entradas en calor, elongación, ejercicios de acondicionamiento físico general (abdominales, espinales, correctivos de postura, trabajos de fuerza de brazos y piernas con pesas y mancuernas) y entrenamiento específico.

Luego, se arman pequeños grupos para caminar, trotar o correr, de acuerdo al nivel de cada uno, teniendo en cuenta que la actividad puede ser realizada tanto por un corredor veterano como por aquellos que recién se inician.

De esta manera, los corredores de la Ciudad tienen un espacio donde entrenar y adquirir las herramientas necesarias para poder desarrollar la actividad del Running dentro de un marco de bienestar y control.


"Los aumentos de inscriptos en la media maratón y maratón de Buenos Aires son un claro ejemplo de que en la Ciudad se vive al running como una forma de vida. Nuestras 11 sedes a lo largo de la Ciudad son un espacio gratuito donde entrenar y adquirir las herramientas necesarias para poder desarrollar la actividad del Running dentro de un marco de bienestar y control. Queremos que más personas hagan deporte a los largo y a lo ancho de la Ciudad," agregó Lobo.

El crecimiento del Running

El Running en la Ciudad se potenció en los últimos años y fue creciendo hasta alcanzar un récord histórico de personas que se sumaron a esta actividad, posicionando a Buenos Aires como la capital del Running en la región. Durante 2015 alrededor de 800 mil corredores pudieron participar de 75 carreras de calle.

Desde 2007 hasta el año pasado, la cantidad de participantes en las distintas competencias se septuplicó: de 122 mil se pasó a 800 mil el año pasado. Y de 51 carreras se pasó a 75 durante 2015.

Un reflejo de este crecimiento son las cifras de asistentes a la Media Maratón (21 k) y Maratón (42 k) de Buenos Aires, que durante 2015 fueron las que más inscriptos tuvieron en el historial argentino y del hemisferio sur.

Maratón: en el 2011 tuvo un total de 7.225; en el 2012, 8135, en el 2013, más de 9100, en el 2014, 10.335. Y en el 2015, 11.225 inscriptos.

Media Maratón: en el 2011 hubo 13.500 inscriptos, en el 2012 14.589, en el 2013 17.700, en el 2014 20.216 Y en el 2015, 22.586.

Desde hace unos años, en la Ciudad se establecieron distintos circuitos para hacer las carreras como son Palermo (zona del Rosedal y del Lago Regatas), Puerto Madero (dentro del Barrio), Costanera Sur (cerca de la reserva ecológica) y Zona Sur.

Asimismo, también hubo un crecimiento en la cantidad de personas que corren por la vía pública, ya sea para entrenar o como hobby, y también aumentaron la cantidad de participantes de los running teams privados.


No hay edad para empezar a correr

Con 76 años, Julio Montenegro elige el Running como estilo de vida.

No hay edad para empezar a correr. Así arrancaba nuestra charla con Julio Montenegro, el usuario más veterano del Running Team de la Ciudad (el Buenos Aires Corre). Julio tiene 76 años, trabaja en un reconocido hospital porteño y en su tiempo libre acude al Parque Chacabuco para caminar y correr junto al BAC.

¿A qué edad empezaste a correr?

No hay edad para empezar a correr. Yo lo hice a los 50 años. Nunca antes había realizado actividad física y un día viendo un partido de fútbol me dieron ganas de salir a correr. Al estar prácticamente nuevo, sin ninguna lesión ni desgarro en el pasado me pareció que no tendría problema en hacer este deporte. Siempre se puede empezar a hacer actividad, no importa la edad. Lo que sí importa es superarse a sí mismo. El running me cambió la vida física y mentalmente.

¿Cuántas veces entrenas semanalmente?

Entreno tres veces por semana en la sede del Parque Chacabuco. Realizo las actividades que los profes nos ponen durante el día a día como caminata, velocidad y trabajos de resistencia. Prefiero correr alrededor del parque que en la pista de atletismo. Disfruto mucho del aire y la vista.

¿Qué tan importante es el BAC en tu vida?

Si bien el running es un deporte individualista, el BAC es todo lo contrario. En Parque Chacabuco somos más que un grupo, somos amigos. Festejamos nuestros cumpleaños, nos motivamos, nos ayudamos entre nosotros. Siempre hay alguien ahí para ayudarte en lo que necesitas. Particularmente me da satisfacción entrenar junto al BAC. El grupo te atrae, te dan ganas de ser parte y no alejarte. Somos todos muy unidos, y los profes (Facundo y Alan) son los pilares que brindan las herramientas para que cada uno pueda superarse.

¿Si tuvieras que decirle algo a aquellas personas que no se animan a hacer deporte qué les dirías?

Les diría que el deporte es lo más sano que hay. Que te permite estar bien de cuerpo y mente. Que la edad no importa y que no existe mayor satisfacción que superarse a sí mismo.


“Correr se convirtió en mi estilo de vida”

Mariano Flor, alumno del Programa Buenos Aires Corre (BAC) y especialista en carreras de 10K, cuenta cómo el running lo ayudó a cambiar su forma de vivir.

“Lo mío siempre fue el fútbol”, relata Mariano Oscar Flor. Jugando en la posición de win izquierdo, dio sus primeros pasos en Ferro, después emigró a Chacarita y llegó a San Lorenzo. Sin embargo, a los 17 años su vida dio un giro. Después de sufrir un bajón anímico, empezó a correr y eso no sólo lo ayudó a salir adelante, sino que también le cambió su forma de vivir.

Nacido en el barrio porteño de Caballito, Mariano es alumno del Programa Buenos Aires Corre (BAC) en la sede del Rosedal. Vive en la zona del Cid Campeador con su mujer, Gladys, y su hija, Constanza (13), y, con sus 43 años a cuestas, es amante del running. “Disfruto cuando corro, no lo tomo como una obligación. Me gusta mantener un ritmo, salgo y siento libertad, es una actividad que te fortalece para muchas cosas. Correr se convirtió en mi estilo de vida”, aseguró.

Su especialidad es la distancia de 10 kilómetros y en los últimos cinco años participó en alrededor de 120 carreras representando al gremio SUTECBA y a la Subsecretaría de Deportes de la Ciudad. Una de las curiosidades más destacadas de su trayectoria deportiva fue haber ganado el maratón de River en 2013 ¡siendo hincha de Boca!, hecho que recuerda con humor. Y si de marcas se trata, su mejor registro fue en la carrera de Lan Pass de hace dos años, con un tiempo de 32m32s que le sirvió para terminar 5º en la general.

“Correr te hace bien, te hace relacionar con gente y eso es más importante que los tiempos”, reconoce igualmente el alumno de Eduardo Pérez y que también tuvo como entrenador a Rubén Aguiar, el primer ganador del Maratón de Buenos Aires, en 1984, y representante argentino en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles.

“Nunca pensé que iba a llegar al nivel que logré. Estar en una elite a esta edad me sorprendió y me hizo dar cuenta que con esfuerzo se pueden lograr un montón de cosas”, finalizó.

Descargas

ArchivoTamañoDescargar
Horarios.pdf
520.7 KB

Sobre medios en la Ciudad