Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Aumenta la capacidad de reciclaje de la planta de áridos

Las obras de remodelación y equipamiento tecnológico permiten tratar 2400 toneladas de residuos por día. Escombros y restos de construcción que son transformados en distintos materiales para ser reutilizados en obras civiles, obras viales o rellenos.

Viernes 24 de octubre de 2014

Desde octubre la Planta de Tratamiento de Residuos Áridos y restos de obra de la ciudad, ubicada en el predio de Varela 2563, comenzó a recuperar un promedio de 2100 toneladas por día, tras haber alcanzado la etapa definitiva de construcción.

La planta trata escombros y restos de construcción que son transformados en distintos materiales para ser reutilizados en obras civiles, obras viales, o rellenos como capas de separación en los rellenos sanitarios. En esta última etapa se podrán tratar 2400 toneladas por día, de las cuales se recuperará un 90 por ciento.

Alrededor de 600 camiones ingresan a la planta por día trayendo material árido, producto de la actividad de unas 100 empresas “volqueteras” y de camiones volcadores que trabajan para obras del GCBA.

Esta planta ayuda a disminuir la cantidad de basura que entierra la Ciudad de Buenos Aires en los rellenos sanitarios del Ceamse y es una de las medidas más importantes de la gestión que está llevando a cabo el gobierno porteño. Desde su puesta en marcha en marzo de 2013, esta planta evitó la disposición de 821.000 toneladas en los rellenos sanitarios del Ceamse y es una de las medidas más importantes de la gestión que está llevando a cabo el gobierno porteño.

Inversión

La inversión en esta planta fue íntegramente financiada por la empresa que ganó la licitación para la construcción, UTE-EVA CASCOTERA VELEZ SARFIELD. Ésta cuenta con una licencia para operarla durante 5 años y a cambio la Ciudad le paga por tonelada recuperada, cuyo costo es sensiblemente inferior al de transporte y disposición final en los rellenos sanitarios. A su vez, la empresa puede disponer de los materiales recuperados para comercializarlos nuevamente a la industria. El precio de la licitación fue de $215.092.800.

La planta paso a paso

La planta comenzó a funcionar en Marzo del 2013 pero su construcción fue gradual y se realizó en distintas etapas. Inicialmente se construyó una planta móvil, que procesaba aproximadamente 500 toneladas al día, mientras se preparaba la planta transitoria que comenzó a funcionar unos meses después. En esta segunda etapa se incrementó significativamente la capacidad de tratamiento a 1500 toneladas por día, triplicando el valor inicial. Finalmente la última etapa podrá tratar un promedio diario de 2400 tonelada con una capacidad de recuperación de 90%.

Obras

Para alcanzar los números finales, la última etapa consistió en incorporar más tecnología y maquinaria de punta para aumentar el control y la capacidad de recupero de la planta. La eficiencia del proceso se refleja en que la nueva línea de tratamiento permite efectuar una mayor separación de subproductos, tales como plástico, papel, madera y metales, que durante las primeras etapas de operación se desechaba en un porcentaje considerable, por no contar con la maquinaria necesaria.

Un aumento en la cantidad de material a tratar y recuperar repercute directamente en la logística interna y externa de la planta por lo que, para evitar retrasos y mantener un control eficiente de los ingresos y egresos, se incorporó otra báscula modular para la salida de camiones. La misma está compuesta por 4 módulos y 10 celdas de carga, con una capacidad máxima de hasta 80 toneladas, la que se complementa con equipos electrónicos de lectura, de almacenamiento y procesamiento de datos.

En lo que respecta a la eficiencia, para aumentar la capacidad de tratamiento por hora y mejorar la logística del proceso interno se realizaron ampliaciones en los planteles de selección, transformación y clasificación del material. A su vez, se incorporó una nueva pala cargadora frontal para facilitar la carga y el transporte dentro de la planta.

Otro de los puntos importantes para mejorar el rendimiento de la operación fue la incorporación de un equipo Trommel al inicio de la línea, el cual es, básicamente, un cilindro de gran tamaño Por otra parte, para mejorar la separación del material árido y aumentar la eficiencia del proceso, se incorporará un Trommel al inicio del proceso, el cual es básicamente un cilindro calado de gran tamaño diseñado específicamente para tal fin y que logra separar los áridos de pequeña granulometría (representan aproximadamente el 50% de lo que ingresa) de los materiales voluminosos.

Funcionamiento

Los camiones “volqueteros” autorizados o los camiones del GCBA ingresan por la playa de maniobras y luego a la balanza donde son pesados y se les permite el acceso. El árido es descargado al inicio de la línea de tratamiento donde una retroexcavadora lo carga en la tolva del Trommel. Luego de pasar por éste ya se ha se separado la fracción de menor granulometría llamada polvo (0 a 10 mm) y mezcla (10 a 30 mm). El material luego pasa por una cinta de separación magnética y por una sección de soplado donde se lo libera de metales y pequeños papeles, plásticos y otros elementos livianos. Finalmente el material llega a la línea de selección manual donde operarios calificados separan todos los elementos no aptos a ser tratados que pasaron las etapas anteriores. Aquí se obtienen madera, metal, cartón y plásticos. Luego de esta etapa el árido es triturado y zarandeado para obtener el resto de los productos que se comercializan, esto es fracción pura (20 a 57 mm) y fracción gruesa (mayor a 57 mm).

Fotos: Andrés Pérez Moreno / MAyEP

Durante un acto en el que participaron el jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, y el ministro de Ambiente y Espacio Público, Edgardo Cenzon, quedaron inauguradas las últimas obras de remodelación y equipamiento tecnológico de la Planta de Tratamiento de Residuos Áridos ubicada en el Bajo Flores.

“Gracias a la mejora y ampliación de la Planta de Tratamiento de Residuos Áridos, vamos a poder aumentar la capacidad de tratamiento a 2400 toneladas de residuos por día. De esa cantidad, podremos recuperar un 90 por ciento, es decir, unas 2100 toneladas”, sostuvo el ministro Cenzon.

“Esta obra ayuda a disminuir en forma considerable la cantidad de basura que entierra la Ciudad de Buenos Aires en los rellenos sanitarios de la Ceamse y es una de las medidas más importantes de la gestión de residuos que está llevando a cabo el gobierno porteño. Teniendo en cuenta que la Ciudad genera aproximadamente 6000 toneladas de residuos, esta planta podrá recuperar la fracción árida que representa un tercio del total”, agregó el ministro.

Sobre medios en la Ciudad