Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Asociatividad entre Empresas: una alianza de reconversión laboral y cooperación empresarial

Conocé los detalles del programa de vinculación y contención que busca resguardar las fuentes de trabajo, impulsar nuevas oportunidades profesionales y enriquecer experiencias adicionales.

Martes 6 de octubre de 2020

El Programa de Asociatividad entre Empresas es una iniciativa del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción que facilita la cooperación entre empresas en expansión y aquellas que enfrentan un funcionamiento irregular de la actividad o se encuentran paralizadas en el contexto de la pandemia de coronavirus. Consiste en una estrategia de colaboración empresarial que contribuye a resguardar las fuentes laborales y está orientada a mejorar la gestión, la productividad y la competitividad.

Se trata de una herramienta fundamental de reconversión laboral que ayuda a enfrentar las dificultades actuales del sector productivo y, al mismo tiempo, permite pensar en un nuevo esquema de globalización económica y profesional de cara al futuro cercano. En este sentido, la conformación de redes estratégicas ocupa un rol clave a la hora de generar una estructura de trabajo más sólida, incrementar las ventajas competitivas y minimizar los riesgos.

La pandemia impactó en los diferentes sectores productivos de manera heterogénea. Mientras que muchas pymes y empresas enfrentan cada vez más dificultades, otros rubros, como los de la comercialización online, la logística y los servicios de salud, generan cada día nuevas oportunidades de desarrollo y crecimiento. Al mismo tiempo, la Ciudad cuenta con una composición productiva en que los servicios predominan por sobre la industria.

Frente a este panorama, el programa busca sellar un acuerdo voluntario y temporal entre las partes. En una primera instancia, se identifican posibles alianzas entre las empresas que demandan puestos de trabajo y aquellas que pueden proveerlos. El Ministerio de Desarrollo Económico y Producción asume el rol de articular y homologar esos convenios conforme a la ley con el fin de resguardar las fuentes de trabajo, capitalizar las habilidades individuales de los trabajadores y ofrecer una experiencia adicional. Así comienza el proceso de reconversión y capacitación de los trabajadores.

Una vez concretado el acuerdo, el nuevo empleador asume las responsabilidades económicas y legales, mientras la otra parte mantiene al trabajador en su nómina. Es decir, la empresa que cede trabajadores lo hace sin la responsabilidad de abonar los haberes, pero conservando su partida.

La iniciativa está abierta a todas las empresas y el procedimiento para participar es muy simple: sólo es necesario completar el formulario correspondiente: uno para empresas demandantes y otro para empresas cedentes.

Para más información, pueden comunicarse por:

Sobre medios en la Ciudad