Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Antes y después del Microcentro porteño

La tradicional zona de Buenos Aires vuelve a ser un espacio público de encuentro, accesible y sustentable. Edificios históricos renovados; nuevas cuadras para caminar; menos autos; nuevas luminarias y mobiliario; más higiene y seguridad.

Jueves 18 de septiembre de 2014


La Ciudad impulsa la peatonalización y recuperación del Microcentro a través de distintas acciones.

Ahora es un espacio público de encuentro para las personas, en donde se renovaron las edificaciones, se agilizaron las vías de circulación y se readaptaron sus sendas e infraestructura para facilitar su accesibilidad.

Entre las obras están las de remodelación de la céntrica peatonal Florida que incluyeron nuevas veredas, más plantas, iluminación LED, un nuevo sistema de desagüe pluvial y la renovación de sus fachadas históricas.

 Plan Microcentro/GCBA.

Antes y después del microcentro porteño. Foto: Plan Microcentro/GCBA.

Es que la Ciudad buscó revertir el deterioro de la zona, recuperar su carácter e importancia original y permitir que vuelva a ser un lugar de encuentro para sus ciudadanos.

Por eso, las obras inauguradas forman parte del plan global de movilidad sustentable y está en línea con otras obras de la Ciudad como el Metrobus 9 de Julio, que permitió desplazar hacia esa avenida las líneas de colectivos que circulaban por el Microcentro.

Ejes de acción

Con el fin de priorizar la circulación y comodidad del peatón, en la primera etapa del Plan Microcentro se nivelaron 33 cuadras; se aumentó la superficie de las veredas; se restringió la circulación y velocidad de los vehículos; se incorporaron luminarias LED tanto viales como peatonales; se ordenó la higiene y limpieza con contenedores soterrados; se incorporaron nuevo mobiliario urbano y más árboles, entre otras acciones.

 Plan Microcentro/GCBA._

Antes y después del microcentro porteño. Foto: Plan Microcentro/GCBA.

Además, se ordenó el espacio público a través de la organización de cables, cabinas telefónicas y puestos de diarios; la remoción de la cartelería fuera de norma; la adecuación de la publicidad en los comercios del área y la relocalización de los vendedores ambulantes.

También las obras recuperaron los edificios más emblemáticos. Se trabajó sobre los edificios Thompson, La Equitativa del Plata, Bencich, entre otros. Finalizados los trabajos habrán sido tratados 100 edificios.

 Plan Microcentro/GCBA.

Antes y después del microcentro porteño. Foto: Plan Microcentro/GCBA.

Se suman también acciones para el ordenamiento del tránsito y transporte (expansión de la red de ciclovías, Metrobus 9 de julio; horarios de carga y descarga, entre otros); tratamiento de la basura (contenedores para separación y reciclado); y seguridad (incremento de la cantidad de efectivos de la Policía Metropolitana, entre otras medidas).

La segunda etapa del Plan Microcentro está en marcha y los trabajos estarán terminados en 2015. El objetivo es que el 70% de esa zona sea de prioridad para el peatón.

 Plan Microcentro/GCBA.

Edificios tradiciones del microcentro, renovados. Foto: Plan Microcentro/GCBA.

Sobre medios en la Ciudad