Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

55 kilogramos, de Franco Contreras

El artista mendocino, ganador de la convocatoria federal Son tus Museos | Artes Visuales, presenta su exposición en el Buenos Aires Museo (BAM).

Martes 1 de noviembre de 2022

Buenos Aires Museo presenta la exposición del artista mendocino Franco Contreras, seleccionado en la convocatoria federal Son Tus Museos | Artes Visuales organizada por el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La misma estuvo dirigida a artistas de todo el país, con el fin de crear un canal de divulgación y generar enlaces entre creadoras y creadores de distintas regiones. Resultaron seleccionados tres artistas que mostrarán sus obras durante 2022 y principios de 2023: Ana Benedetti de Salta, Franco Contreras de Mendoza, y Daniela Arnaudo de Santa Fe.

55 kilogramos reúne una serie de trabajos del artista argentino Franco Martín Contreras (Mendoza, 1995), realizados entre 2017 y 2021, cuyas líneas de investigación discurren en torno al concepto de la casa como espacio de experiencias. Su obra indaga la mecánica de la cotidianidad de la vida y el trabajo a través de materiales, técnicas, herramientas y acciones que conviven en su propio hogar. La vivienda familiar se transforma en cuerpo dinámico que constituye a las personas que lo habitan y los componentes y elementos portantes de la arquitectura doméstica se vuelven determinantes en la construcción de un entorno afectivo, que es cobijo de memorias, a la vez que proscenio de experiencias.

Contreras protagoniza un conjunto de actos rituales de trabajo que exaltan la labor del artista, a la vez que hacen presente su entorno, sutil y poderoso. Asimismo, las piezas en exhibición están compuestas de materiales que fueron encontrados en los distintos espacios de la casa familiar.

Como antesala al recorrido, las vidrieras exponen pinturas de mediano formato que fueron producidas con elementos y materiales encontrados en cada lugar representado, como pasta de dientes, detergente, limpiador cremoso, chocolate, pimentón o Polluelo (colorante para uso alimenticio), entre otros. En este sentido, las obras proponen una idea de arqueología doméstica a través de la cual el artista busca incorporar y fijar la memoria de estos sitios dentro del hogar. En el interior de la sala se observan materiales constitutivos de la casa, su estructura y su composición, tales como arena, tierra, madera, yeso o tela. Destacan tres grandes lienzos sobre bastidores que evidencian un avanzado proceso de humedad. El sistema de montaje lleva la pintura a una tridimensionalidad que le permite explorar las interrelaciones entre los cuerpos y los espacios. Las piezas aluden a los cielorrasos con manchas producto de goteras, y sus dimensiones son a escala real de la casa natal del artista; lo cual, sumado a su inclinación hacia el espectador, las vuelve amenazantes. Al finalizar, la sala audiovisual proyecta una serie de videos en los que se ve al artista realizando diversas tareas de construcción, convertido así en un objeto más dentro de la casa.

El cuerpo de obras exhibido invita a reflexionar acerca del espacio en el que habitan los cuerpos, la estructura interna que subyace y las formas en que nos vinculamos con estos elementos pesados e inamovibles. El artista establece un diálogo entre el espacio íntimo de la arquitectura doméstica, la interdisciplinariedad de las piezas y su habilidad para manifestar gestos y materias que a menudo son invisibles, a pesar de su decisiva presencia en la vida diaria.

Para finalizar, el título de la muestra refiere al peso real del artista y destaca su fragilidad corpórea y matérica frente al peso estructural de la casa y los elementos que la componen. El espacio expositivo se vuelve un habitáculo de emociones que acompañan el recorrido de los visitantes a través de las pinturas, objetos y acciones.

Paula Carrella
Buenos Aires, octubre 2022

Franco Contreras

Mendoza,1995, es Maestro Mayor de Obras. Estudia Licenciatura y Profesorado de Grado Universitario en Arte Visuales en UNCuyo. Asiste a clínicas a cargo de Gabriel Baggio, Andrés Labaké, Rodrigo Etem, Pilar Altilio, Maia Gattás Vargas, Mateo Amaral, Joaquina Salgado, Guadalupe Maradei, Silvana Gutiérrez, Sergio Rosas, Susana Dragota, entre otrxs.
Seleccionado en el 49° Salón de Tucumán para el ámbito nacional de artes visuales (2021), Salón Regional de Artes Visuales Vendimia (2021), Mención Salón de Artes para ciegos (2021), Selección Premio Itaú: Categoría Arte y Tecnología: Arte y Redes Sociales (2021). Recibió beca Fondo Nacional de las Artes (2019, 2021).
Realizó las residencias online de ArtexArte, R.A.R.O y FLussLab en 2021. Participó de ferias nacionales tales como Panorama de ArteBa (2020) y Cien de Otra Feria (2021). Realizó muestras individuales entre las que destacan “ ” (Espacio cultural Rada Tilly, Chubut, 2022) “Compostar la casa” con curaduría de Paula Pino (Espacio Luis Quesada, Mendoza, 2022), “Cielo raso” (Anexo del MMAMM, Mendoza, 2021), “No dejes de arroparme” (Bunker, San Juan, 2021), “Fragmentos de una construcción” (Realidad Virtual, Galería Camarones, 2021). “De lo simulado y algo más” (El Botellón, Mendoza, 2021). “En la calle no vi perros ni palomas” con curaduría de Santiago Bengolea (Panal 361, Buenos Aires, 2019).
Expone colectivamente en varias instituciones y museos de Mendoza: Nave UNCuyo, Nave Cultural, Museo Carlos Alonso, Imagen Accesible, Proyecto Galería, “Sur Urbano, Sala de Arte Libertad, Museo Las Bóveda, Espacio Le Parc. A nivel nacional en Galería Camarones (Buenos Aires), Ser Digital Flusslab (Buenos Aires-Alemania), Museo Provincial de Bellas Artes Rene Brusau (Chaco).
Dirige Revoque, un espacio virtual en 3D dedicado a la exposición de arte contemporáneo (2019 – Actualidad).

Redes sociales del artista

Sobre medios en la Ciudad