Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

5 consejos prácticos para evitar el picoteo

Conocé los principales tips para no comer fuera de hora.

Martes 21 de abril de 2015

Hay situaciones cotidianas que nos afectan de determinada manera y nos disparan la ansiedad, amiga íntima del picoteo y enemigo público del peso saludable. ¿Qué es el picoteo? Es comer una galletita, dos o tres mientras estás cocinando la cena; es comer algo de lo que hay en la heladera aunque ya hayamos hecho las comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena); es comer por impulso.

Es muy difícil controlarlo pero no imposible. En primera instancia, es necesario entender qué momentos del día nos genera esta necesidad del picoteo para poder paliarlo. ¿Por qué no es recomendable si se quiere un peso saludable? Porque perdemos la noción de qué y cuánto comemos.

5 consejos prácticos para evitar el picoteo

Te dejamos cinco consejos prácticos para evitarlo:

1) Realizá las cuatro comidas principales: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Esto permite alimentarnos de forma equilibrada, distribuir mejor los alimentos, tener energía y llegar con el apetito justo a cada comida.

2) Si te agarra hambre a media mañana o a media tarde, elegí opciones saludables, como un puñado de frutas secas (almendras, nueces, etc.) o semillas de girasol, almohaditas de avena, granola, una fruta fresca (manzana, pera, banana, etc.), un yogur o una barrita de cereal. Estos alimentos no contienen altas cantidades de azúcar y grasas saturadas y, además, aportan sustancias importantes para el buen funcionamiento del organismo.

3) No te saltes las comidas. Evitá hacer ayunos prolongados. Cuando tenemos mucha hambre, solemos comer lo que está a nuestro alcance y, generalmente, no son opciones saludables, o no podemos controlar la cantidad de lo que comemos.

4) Evitá comer realizando otras tareas: se pierde el registro de qué y cuánto estamos comiendo. Es bueno respetar el tiempo destinado a cada comida, aunque se haga fuera del hogar.

5) Planificá las compras para tener a mano siempre opciones saludables.

Para saber más y recibir consejería en alimentación saludable, no dudes en acercarte a las Estaciones Saludables fijas, donde encontrarás un equipo de nutricionistas dispuestos a ayudarte.

Sobre medios en la Ciudad

Últimas noticias