Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Camino de Sirga

Conocé cómo se trabaja y las obras realizadas

Históricamente se llamó “Camino de Sirga” al camino o calle que debían dejar los propietarios ribereños para uso público, con el fin de permitir que un vehículo de tierra, bueyes o tiradores pudiesen acercar un barco o barcaza hasta la orilla del río. La palabra “sirga” proviene de las cuerdas conocidas con ese nombre, con las que se remolcaban los barcos desde la orilla río arriba. Actualmente, estas cuerdas no se utilizan, ya que hoy existen remolcadores.

Nuestro objetivo, de acuerdo a lo ordenado por la Corte, es devolver este espacio al uso público. Para ello, se realizan acciones que involucran el relevamiento, análisis, liberación y mejora del espacio.

En materia de soluciones habitacionales interviene el Instituto de la Vivienda de la Ciudad, principal encargado de construir o recomponer los complejos habitacionales y realizar las relocalizaciones correspondientes. Cada caso se trata individualmente según las necesidades y con el objetivo de otorgar la mejor solución posible.

A la fecha se han relocalizado familias provenientes de los barrios Luján, El Pueblito, Magaldi, los Barrios 26 y 21-24 y otros pobladores del Camino de Sirga.

A medida que el Instituto de la Vivienda de la Ciudad va realizando las relocalizaciones, la Ciudad puede cumplir con otro requerimiento judicial que es el de la liberación del Camino de Sirga y la construcción del camino ribereño.

Esta obra está a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, quien transforma el espacio liberado en espacio público, contemplando las expectativas y necesidades que expresan los vecinos. Luego, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público se encarga del mantenimiento del camino ribereño.

Conocé en detalle las obras realizadas y acciones que se llevan a cabo periódicamente.