Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Lili Trotta. Retrospectiva

Adentrarse en el mundo de Trotta es introducirse en otra dimensión: la que existe más allá de todo canon, de toda forma preestablecida y que invita a sacar a ese mundo interior que flota eternamente en cada espectador. Del 22 de agosto al 13 de septiembre de 2015

La producción de Trotta se constituye en un universo absolutamente único, análogo en sus planteos y donde se pueden observar más que líneas temáticas, sus obsesiones propias. De allí que la misma pueda leerse como un manifiesto de su vida, gustos y predilecciones y también de sus compromisos personales. El conjunto de sus realizaciones es amplio y apela a diversas técnicas como pintura, dibujo grabado, collages, objetos e instalaciones. Pese a esta riqueza de tratamientos de la imagen se encuentra, sin embargo, un núcleo coherente en su procedimiento. Más allá de las cuestiones recurrentes hay un ‘estilo Liliana Trotta’ y que tiene que ver con su modo de acercarse al mundo, de explorar la vida y de expresar sentimientos, que se vuelcan en sus adorables composiciones.

Los personajes se presentan con una idiosincrasia definida y pertenecen al núcleo íntimo del afecto de su autora. Transitan entonces a lo largo y ancho de sus telas aquellos argumentos centrales de su universo particular: los animales en peligro de extinción, la pareja, el amor. Pero también emergen otras cuestiones más complejas como su alter ego en la niña Margarita o las personalidades, que desde una elección particular, Trotta emplea para reflexionar sobre nuestra historia mítica. Desde este espacio son convocadas las figuras de Carlos Gardel y de Eva Duarte y que dieron origen a diferentes series dentro de sus realizaciones. Podría trazarse entonces, un camino entre las dos protagonistas femeninas de las obras de Trotta, que se inicia con Margarita y finaliza con Evita y que recorre sus diversas etapas existenciales y creativas. La primera de esas series tiene que ver con lo desprejuiciado de la infancia y con la posibilidad de recuperar desde la propia historia la capacidad lúdica del arte. Y también está Evita, esa creencia subyacente a lo largo de su vida y que transformó en ‘el mito que continúa’. Ese cuerpo que fue y es una cuestión central en el pensamiento y sentimiento nacional y que por medio de una apropiación simbólica se transformó en Santa Evita. Éste es el que escoge Trotta como asunto privilegiado en el conjunto de obras que le dedica, resaltando en ellas la asociación religiosa que establece desde una perspectiva del culto popular al apropiarse de la idea de altar doméstico.

Mgter. Silvia Marrube
Área Investigación y Archivo

"Cargada de fiestas y secretas conmemoraciones, la saga de Liliana Trotta configura un inequívoco territorio que sumerge en un halo de atemporalidad a quien se decida a transitarlo”. Raúl Santana

Sobre la artista

Nace en Buenos Aires en 16 de abril de 1951. Cursa estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes y posteriormente en las escuelas de arte Manuel Belgrano y Prilidiano Pueyrredón, que luego complementa en los talleres de Aurelio Macchi y Aída Carballo, a quien considera su verdadera maestra. Toma también curso de Creatividad (con Emilio Renart) y Diseño Gráfico, y asiste al Profesorado Artesanal y Técnico. Su inclinación a la docencia, actividad que inicia a muy temprana edad, comienza en escuelas primarias y secundarias y continúa en el ámbito terciario y universitario. Culmina su formación académica obteniendo la Licenciatura en Artes en la Universidad Nacional de General San Martín. Organiza y coordina bienales y jornadas vinculadas con el arte. Fallece prematuramente el 8 de agosto de 2012.

Obtiene numerosos premios, entre los que destacan: Tercer Premio de Grabado del Salón de Artes Plásticas “Manuel Belgrano” (2011), Museo Eduardo Sívori; Primera Mención de Pintura, Premio Nacional de Pintura Jerusalén: pasado, presente y futuro, Grupo Veintitrés (2011); Mención en Grabado, Salón de Artes Plásticas “Manuel Belgrano” (2009); Mención Categoría Monocopia, de Artes Plásticas “Manuel Belgrano” (2007); Subsidio del Fondo de Cultura para creadores (2006); Segundo Premio Internacional de Arte Naif, Galería Gina (Israel) y Galería Hoy en el Arte (Argentina); Segundo Premio Bienal Avon de la Mujer en el Arte (2002); Mención de Honor del Salón Nacional de Dibujo (2000); Mención IV Salón de Pintura de Avon con la Mujer en el Arte, Galería Praxis (1996); Mención en Pintura de la Universidad de Morón(1994); Premio Consulado de Italia del Salón Nacional de Santa Fé (1992); Premio Blades Cayc-Bs.As (1991); Mención por Argentina Premio “Las Terrenas” Cayc-New York (1988).

Realiza muestras individuales y colectivas en el país y el exterior, entre ellas: “Margarita, una flor como cualquier otra”, Museo Eduardo Sivori (2011); “Trazando el Mapa del Bicentenario”, Margarita en la Guanaca Azul (2010); “La Celebración”, Espacio Pan y Arte, (2009); “Evita, el mito continúa”, Universidad Nacional de Lanús (2009); “Señales, Signos y Símbolos - Liliana Trotta y su Tramado de Sentidos”, Galería Ática (2008); “Sos mi vida”, muestra de objetos y pinturas en Arguibel, Espacio de Arte (2007); “Evita, el mito continúa”, objetos y pinturas, Museo Eduardo Sívori (2005); Magnéticus, Centro Cultural Recoleta; “Nosotros los Otros”, Salón Nacional, Sección Grabado; “Mitos y Leyendas en CFI” (Consejo Federal de Inversiones); Sección Grabado, Pintura y Dibujo Salón de Artes Plásticas “Manuel Belgrano”, Museo Eduardo Sívori (2009).

Poseen obra suya colecciones privadas de los EE.UU; Galería Sicardi-Sanders y Carmona-Levy; en Europa, Fundación Barceló y Galería Ra del Rey (España); en Argentina, el Museo de Arte Contemporáneo de CABA y el Museo Provincial de Bellas Artes de Tandil, Buenos Aires.