Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Franco Lippi - Jano Sicura. FORMALMENTE

Pinturas en gran tamaño del artista visual argentino Franco Lippi y obras en metal y dibujos del reconocido escultor italiano Jano Sicura.
Del 17 de septiembre al 9 de octubre de 2016

Una muestra itinerante, organizada por el Museo Sivori y la Asociación Cultural del Arco e La Fonte de Italia, que viene de exhibirse con gran suceso en las ciudades italianas de Siracusa y Trapani, Sicilia, y que en noviembre se trasladará al Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano de La Plata, MACLA.

“A partir de una conjunción de circunstancia y experiencias personales únicas, acontecidas entre el escultor italiano Jano Sicura y el artista visual argentino Franco Lippi, se conforma la muestra ‘Formalmente’.

La obra de estos artistas representa dos modos de usar la materia y de la capacidad de hacer posible la realización del prodigio de dar permanencia a lo fugaz, de hacer presente lo pasado y de aprisionar el tiempo, el espacio, lo infinito, las sensaciones y las emociones.

Asimismo veremos que, la interacción entre producciones plásticas –disímiles o no– se vuelve aún más rica cuando el hilo conductor que nos conecta con ellas nos involucra haciéndonos participar de su conversación intangible”, apunta Ivana Sicolo, integrante del equipo de Investigación y Archivo del Museo Sívori.

“Sicura trabaja con listones de hierro a los que manipula y otorga dotes de una blandura de la que un material como ese, nunca gozó. Confecciona torbellinos con el hierro y también en lápiz sobre papel, que parecen intentan evitar que una fuerza invisible se dé a la fuga. Estos llevan implícito el concepto de paso del tiempo en sus juegos de tensiones y la alternancia entre valores que se gestan en los dibujos, al presionar más o menos el grafito. Podemos decir que cada producción del artista registra un instante, en el que se concentra su mundo interior, tan diverso en matices y posibilidades que finaliza siendo plasmado en la realidad para conmover a los sentidos”, explica Ivana Sicolo.

“Por otro lado vemos en las pinturas aparentemente abstractas de Lippi, posibles paisajes de un universo en permanente expansión, que nos estremecen por su inmensidad y poderío. En estas realizaciones el ojo se mueve errante desde un punto de partida pictórico hasta otro, sin gozar por un segundo de calma. Marcadas líneas de colores intensos se entremezclan sin que las formas lleguen a merecer el nombre de perfiles reconocibles.”

“Desde adentro hacia afuera, desde el presente hacia pasado y viceversa, los trabajos de estos creadores se retroalimentan conformando una inmensa unidad dinámica. Sus partes individuales interactúan, dialogan en entre sí y con el todo. Así, Lippi entrega espacio y fuerza infinita; Sicura la recibe, la conserva y la envuelve en crisálidas de materia oscura, la misma que contiene al universo y les otorga una forma que golpea enérgica a nuestros sentidos, comunicándonos algo que nos hace falta. De ahí la importancia social de la misma, su fuerza acompañante y su indeclinable solidaridad en todos los valores espirituales”, completa Sicolo.

Las relaciones entre Argentina e Italia se dan hace tiempo y se sustentan en las corrientes migratorias desde Italia hacia Argentina (mitad del siglo XIX) y luego desde Argentina hacia Italia. En este contexto de viajes sin pausa, que se suceden en consonancia con una serie de problemáticas, se enmarca la propuesta de esta muestra itinerante de dos artistas emblemáticos. Jano Sicura, un italiano de Sicilia que se forma en Alemania, y Franco Lippi, un argentino de orígenes italianos formado en La Toscana. Sicura conjuga su matriz mediterránea ligada a los elementos esenciales, como el fuego y el metal, y a un signo expresionista centroeuropeo cargado de tensiones emotivas originarias. Lippi hizo de su profesión un andar por un mar lanzando resonadores, en la búsqueda de una veracidad de la pintura que nos revele, finalmente, a nosotros mismos.

Sobre los artistas

Franco Lippi
Nace en Buenos Aires en 1961. Hijo de padres italianos, desde pequeño acompañó a su padre, fotógrafo, a buscar lugares y temas urbanos para plasmarlos en imágenes. En pintura inicia su aprendizaje con Susana Monje, que lo lleva hacia su mundo interior y marca para siempre su sensibilidad introspectiva. Paso luego por los talleres de Enrique Aguirrezavala, Oscar Mara y Raúl Ponce, asistiendo también al taller de análisis de obra a cargo del consagrado Luis Felipe Noé.

Expuso individualmente en el Museo Eduardo Sivori, el MACLA, el Centro Cultual Borges, la Fundación Konex e instituciones de Santa Fe, Tandil, San Juan, Mar del Plata y otras ciudades del país y del exterior, entre ellas Washington y Nueva York. Actualmente proyecta la realización de una instalación multimedia acuática.

Incursionó también en otras disciplinas, tomando la dirección artística a nivel teatral y multimedia de espectáculos en el Teatro Colón de Buenos Aires y otros espacios porteños, provinciales y ciudades limítrofes.

Jano Sicura
Nace en Ferla, Sicilia, en 1950. A principios de los años 70 se traslada a Alemania, donde estudia en la Escuela Libre de Arte de Stoccarda y Academia de Bellas Artes de Karlsruhe, del Prof. Max Kaminski. Gana una Beca en la ciudad de Filderstadt/Baden Wurttemberg y luego otra en la Academia de Bellas Artes de Karlsruhe. En Italia el trabajo de Jano fue siempre muy apreciado: obtuvo una Beca de estudio en la Villa Romana de la ciudad de Florencia. Además de la pintura, en los´90 realiza sus primeras esculturas y proyecta instalaciones con material orgánico, fundamentalmente ramas y hojas de oliva.