Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Estela Pereda Pena y devoción. Una búsqueda de sentido

Obras realizadas con técnicas mixtas + arte textil + cajas, fotografías e instalaciones. Vírgenes, santos, milagreros, figuras desaparecidas, altares y evocaciones.
Curaduría: Carolina Pampliega
Del 11 de junio al 10 de julio de 2016.

Estela Pereda presenta obras realizadas con técnicas mixtas de lápiz sobre papel, pintura y arte textil; cajas, fotografías e instalaciones. “He retomado las preguntas que nos movilizan a todos los seres humanos sobre el ‘gran misterio’ y el sentido de nuestra existencia. Siempre me interesaron las devociones populares, el sincretismo religioso que se produjo en América con la llegada de los europeos, la identidad de mi país y de mi continente. Estas búsquedas me movilizaron a concretar la muestra que ahora presento en el Museo Sívori”, señala la artista.

Vírgenes, santos, milagreros, figuras desaparecidas, altares y evocaciones, “todos vehículos de ofrendas, oraciones y agradecimientos. El mapa de las devociones populares está en permanente transformación”.

Pena y devoción “nos abre la puerta de un mundo donde las manifestaciones religiosas y populares dejan entrever que la búsqueda de sentido trasciende cualquier división entre creencias, religiones y razas. La más profunda búsqueda de sentido es inherente a nuestra condición de ser humano”, señala Carolina Pampliega, curadora de la muestra.

“Mediante el diálogo y el entrecruzamiento de distintas devociones populares, Estela Pereda se propone indagar sobre la más profunda búsqueda de sentido en el ser humano”.

La genuina vinculación de la artista con la tierra y su deseo de señalar el valor de la realidad visible y palpable la llevó a incluir elementos naturales en sus objetos e instalaciones: piedras, líquenes, ramas, cortezas y plumas, especialmente durante la década del 90. “El armadillo, animalito oriundo de América, se ubicó en mi obra como símbolo de nuestro continente y el amonite milenario como semblanza de la memoria y quizás como un deseo de recuperar el orden cósmico”, aclara. Varios viajes por el noroeste argentino y por las Misiones Jesuíticas, plasmaron en sus telas imágenes del Arte Mestizo. “Me sedujo el sincretismo que se produjo en el encuentro del arte de nuestros pueblos originarios con la cultura europea y me resultó fácil asociar la naturaleza con dichas imágenes”, revela Pereda.

Así, esta exposición constituye, según sus propias palabras, “una invitación al espectador para que se sumerja en el mundo de las devociones populares y se deje interpelar por el encuentro y el dialogo ecuménico. Una experiencia religiosa que busca superar los prejuicios, la ignorancia y la intolerancia. Una propuesta que busca transmitir que hay más Verdad en todas las manifestaciones religiosas en conjunto que en una religión en particular”.

Sobre la artista

Nacida en Buenos Aires, Estela Pereda es artista visual. Investigó en el dibujo, la pintura, las instalaciones, los objetos, las cajas, el libro de artista, el video y el arte textil. Realizó su primer envío al Salón Nacional en 1962.

Entre 1969 y 1985 trabajó en “Educación por el Arte”, en colegios y en su taller particular. Formó parte del Grupo Intercambio, exponiendo en la Galería del C.C. San Martín (1985), en C.C. Recoleta (1990) y en Fundación Banco Mercantil (1994) con la curaduría de Elena Oliveras y Raúl Vera Ocampo. En 2009 fue curadora del proyecto “Partitura de agua” en la Galería “Objeto a”, y presentó obra junto con los integrantes de su taller. También integró el Grupo Líneas, con el cual realizó exposiciones en Galería Arcimboldo y C.C. Recoleta As (2003 y 2006) y en el Museo de Arte Moderno, Cuenca, Ecuador (2005).

Incursionó en proyectos de arte público y realizó los vitrales de la Capilla del Cerro Catedral, Bariloche (1976-2005) y un mural para la Iglesia parroquial de Trenque Lauquen (1974).

Entre 1978 y 1982 sus imágenes se refirieron al tema de los derechos humanos. Cuerpos desnudos yacían en ambientes cerrados. La serie se llamó “La Otra Realidad” y fue expuesta en Galería Buen Ayre (1982). En 1984, al inicio de la democracia, ejecutó dibujos, pinturas y cajas con cuerpos, especialmente torsos masculinos de gran tamaño, con el afán de celebrar la llegada de un Hombre Nuevo y la sacralidad de la relación del Hombre con la Naturaleza de la cual forma parte. La serie se llamó “Torsos y Medidas” y fue expuesta en Galería Marienbad Bs.As. (1986 y 1988) y en Arch Gallery, Nueva York (1989).

Durante la década del 90 expuso la serie “Terra Caelum Terra”, que expuso en Galería van Rihel (1994 y 1997) y en British Art Center (1998), Bs.As. y en Banco Interamericano de Desarrollo, Washington (1994).

En 2002, la publicación del libro “Estela Pereda-Aquí y Ahora, Here and Now”, (Edit. Asunto Impreso) con prólogo de Marcos Aguinis y textos de Malena Babino, dio cuenta de sus entonces 35 años de trayectoria.

En estos últimos años, su afición por trabajar con la memoria y rescatar el pasado la llevó a evocar recuerdos de su familia. Así, en 2006 realizó el libro de artista “Desmemorias”, edición artesanal con 17 serigrafías sobre papel hecho a mano (edit. Papelera Palermo). Luego gestó su serie “Profesión sus labores” con elementos de arte textil. Esta propuesta incluía una larga tela sobre la cual se invitaba a coser a varones y mujeres por igual, con la carga de ironía correspondiente. Fue expuesta en: Museo de la Mujer, Bs.As. (2013); UADE Art Institute, Bs.As., con la curaduría de Carolina Pampliega (2013); instalación en la Legislatura Porteña: “80 colores y texturas, work in progress” (2011); “El Pullover Azul” en el Centro Cultural Recoleta (2013 y 2014); Bienal Internacional de Arte Textil, Bs. As. (2009) y Museo de Arte Contemporáneo Raúl Lozza, Alberti, Pcia. de Bs.As. (2008). La edición del libro que lleva el nombre de la serie “Profesión sus labores” (Editorial Papers), fue coordinado por María Torres, con textos de Nelly Perazzo y Cecilia Fiel (2010).

A las más de 40 exposiciones individuales en Argentina se suma una larga trayectoria en el exterior: la Bienal Internacional de Cuenca, Ecuador (1998); IX Bienal del Grabado Latinoamericano y del Caribe, San Juan de Puerto Rico (1991); Arquideco Gallery, Miami, U.S.A. (1996); Banco Interamericano de Desarrollo, Washington D.C. (1994); Galería Kin, México (1991); Museo de Arte Americano, Maldonado, Uruguay (1985); Exposición Internacional de Tapices, Vevey, Suiza (1977); Venable Neslage Gallery, Washington D.C. (1975).

Entre los premios y distinciones obtenidos figuran: ”Reconstrucción de la Memoria por los desaparecidos”, Premio y selección para mural, Facultad de Ingeniería (1997); Mención Especial del Jurado, Salón Municipal Manuel Belgrano (1995); Medalla de Oro de la Asociación de Críticos (proyecto de Murales para la Galeríadel Este, 1994); Mención IMPS a la Trayectoria y a la Creatividad (1991); Salón “Nunca más”, 1°a Mención, Centro Cultural Malvinas (1986); Selección para las Jornadas de la Crítica de Arte (1984); Mención a Tres Tapices, Primer Salón Nacional del tapiz (1978); Mención, Primer Salón Municipal del Tapiz (1972).

Descargas

ArchivoTamañoDescargar
Catalogo estela pereda pena y devocion.pdf
1.37 MB