Platería y representación social

En el siglo XIX, la burguesía hace alarde social exhibiendo grandes servicios de mesa; las piezas más grandes soperas, teteras, mates, candelabros y sahumadores de plata primero y luego de diversas aleaciones se lucen en sus salones.

En el siglo XVIII los funcionarios reales se diferencian socialmente exhibiendo objetos religiosos, como también, grandes servicios de mesa de plata y mas raramente de oro.

Posteriormente y durante el siglo XIX, la burguesía criolla surgida de las revoluciones americanas acentúa el uso del característico mate y bombilla. Construidos con metales preciosos, fueron usados en los salones sudamericanos como elementos de prestigio de sus propietarios. Estos objetos netamente americanos adquirieren formas y estilos de representación según las culturas regionales que las producen.

En el siglo XIX, la burguesía hacia alarde social exhibiendo grandes servicios de mesa en sus salones, comedores y habitaciones de huéspedes; de plata primero y luego de diversas aleaciones.

Las piezas más grandes (soperas, teteras, mates, candelabros y sahumadores) se lucían en sus salones, de huéspedes. Hacia fines del siglo la producción masiva de loza y porcelana de calidad reemplazaron al metal precioso como elemento central del servicio familiar.

En Buenos Aires, la platería civil tiene un momento de auge durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Es el resultado de la combinación entre el ascenso de una nueva clase dirigente de ricos comerciantes y exportadores de tasajo y cuero deseosos de mostrar su posición con objetos suntuarios de buen título metálico y excelencia en el cincel y la ley de prohibición de la exportación de metales preciosos sancionada en 1832. Ambos hechos generarán un poderoso e informal gremio de plateros, mayoritariamente de origen luso brasileño.

La Filigrana en España y Sudamérica

La filigrana es una expresión del trabajo de la plata, la que, luego de trefilada, es soldada formando minúsculo alvéolos que le dan un aspecto etéreo y transparente. La ciudad de Córdoba en España es uno de sus centros emblemáticos de producción. En Sudamérica fue una artesanía propia de la ciudad de Ayacucho (Perú) y se usa preferentemente para implementos femeninos. Su auge se da en el siglo XVIII y su uso pervive hasta fines del XIX.

Ver toda la colección en la galería de imágenes.

Imagenes Galeria