Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Juan Manuel de Rosas llega al Museo Saavedra

La paleta del Restaurador es una exhibición que tiene como propósito mostrar distintos objetos fueron protagonistas de la política propagandística y pedagógica del gobierno de Juan Manuel de Rosas en la que el color rojo ocupó un papel central. La inauguración será este sábado 5 de octubre, a las 12 h. con entrada libre y gratuita.

Lunes 30 de septiembre de 2019

La paleta del Restaurador muestra, por medio de diferentes objetos que integran la colección del Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra, las formas que adquirió la propaganda política del rosismo tanto en el espacio privado como en el público.

Algo de historia

En tiempos de Juan Manuel de Rosas (1829-1832 y 1835-1852), el color rojo se extendió con su presencia y su fuerza simbólica por toda la Nación. Cuando el decreto del 3 de febrero de 1832 dispuso el uso de la divisa punzó como norma, la ciudad comenzó a teñirse de rojo, color que identificaba a quienes adherían al gobierno de Rosas. No sólo los hombres estaban obligados a lucir la consigna Federación o Muerte; en cintas rojas sobre sus pechos. También las mujeres debían exhibir su adscripción a la causa federal por medio de tocados de flores o moños rojos en sus peinados. Numerosos retratos al óleo de miembros encumbrados de la sociedad argentina dan cuenta de esta práctica. Otras prendas de uso personal también debieron sujetarse a la norma: chalecos, galeras, guantes, abanicos y peinetones se sumaron al concierto de soportes que vitorearon al gobernador.

Su gobierno apeló a múltiples formas de pedagogía política, necesaria para instalar la autoridad de un gobernante provincial que debía conducir un país de grandes extensio­nes y profundas divisiones. Las fiestas cívicas y populares, con sus despliegues de ornamentaciones de carácter efímero levantadas en calles y plazas, actuaron como un eficiente recurso de propaganda, a la vez política y simbólica.

Esta exhibición, que cuenta con la curaduría de María Lía Munilla Lacasa, forma parte del eje Color del programa anual Narrativas Cruzadas, un proyecto de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico mediante el cual se interrelacionan las distintas formas de entender las dinámicas artísticas que atraviesan las colecciones de los Museos de la ciudad con las nuevas muestras y el público.

La paleta del Restaurador: Rosas y el rojo punzó

Más información en el sitio del museo

Sobre medios en la Ciudad