Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Silvia Torras. Resplandor 1960-63

Con curaduría de Florencia Qualina, se presentan por primera vez en Argentina una importante selección de obras de la artista.
Del 20 de marzo al 1° de julio de 2019

Por primera vez se presenta en Argentina un exhaustivo conjunto de obra plástica de esta importante artista catalana que actuó durante un breve lapso en la Argentina y ha sido prácticamente olvidada por la historiografía del arte local.

Participante del Movimiento Informalista, Torras se interesó en la potencia del color, la materia y el gesto. La pintura de Torras es extática, dionisíaca, como si hubiera sabido que iba a contrarreloj y se agotaría pronto, señala Florencia Qualina.

Silvia Torras. Resplandor 1960-63

Silvia Torras. Resplandor 1960-63

Por Florencia Qualina

La obra de Silvia Torras se desarrolló en un breve lapso: tres años a partir de 1960. Fue una artista central dentro del Informalismo.

Expuso de manera individual en dos ocasiones: la primera, en la galería Peuser; la segunda, en Lirolay.

Formó parte de una serie de importantes exhibiciones colectivas, entre ellas el prestigioso Premio Di Tella 63', y antes, en 1961, de Arte Destructivo, que desarrolló junto a Kenneth Kemble –su compañero sentimental–, Enrique Barilari, Jorge López Anaya, Jorge Roiger, Antonio Seguí y Luis Wells. Fue una experiencia bisagra hacia el conceptualismo, los happenings y las performances que definirían el paisaje de la segunda mitad de los '60. Para ella, el ciclo se terminó en 1963. Después de separarse de Kemble se radicó en México y no volvió a pintar. Murió en 1970, a los 34 años de edad, en Cuernavaca.

La pintura de Torras es extática, dionisíaca, como si hubiera sabido que iba a contrarreloj y se agotaría pronto. El ritmo de cada obra es vertiginoso; el clima, dramático. Dentro del mapa informalista, tendiente a la parquedad cromática, el trabajo de Silvia se distingue por emplear el color de manera exuberante a partir de chorreados, sucesivas capas de pintura y pinceladas extensas. En sus lienzos abstractos se funden elementos vegetales, ígneos y líquidos en “cierto luminoso desorden” , tomando las palabras de Manuel Mujica Láinez.

Silvia Torras. Resplandor 1960-63

El estilo de Silvia Torras se desplegó, en general, dentro del gran formato, afín a la gestualidad expansiva del action painting, y fue reticente a la hora de titular sus obras, que ocasionalmente toman por nombre algunos colores o se abstiene de nombrarlas. Este factor no la hace más esquiva; tampoco su abrupto retiro o su lamentable muerte, demasiado temprana. Por el contrario, el estado de suspensión que parece tener su legado animan preguntas, relaciones, hallazgos; sobre la pintura; sobre la creciente presencia de artistas mujeres en las vanguardias de mediados del siglo XX; también acerca de los lazos entre sus imágenes y las obras que elaboran artistas de nuevas generaciones. Estas son solo algunas posibilidades que buscamos propiciar al exhibir la obra de Silvia Torras, tan acotada y fulgurante.


Del 27 de abril al 16 de mayo inclusive, la muestra estará cerrada al público por realizarse el Remate de obras organizado por la Asociación Amigos del Museo Sívori.


Visitas guiadas

Para público en general (sin reserva previa)
Sábados y domingos a las 15 y a las 17 h

Para instituciones educativas (únicamente con reserva telefónica)
Niveles inicial, primario, medio, terciario y universitario
De martes a viernes, a las 10 y a las 14 h

Más información

Descargas

ArchivoTamañoDescargar
Catálogo Exposición Silvia Torras
2.13 MB