Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Primera invasión inglesa

El 25 de junio de 1806 se produjo la primera invasión inglesa en el Virreynato del Río de la Plata.

Domingo 27 de junio de 2021

El 25 de junio de 1806, en la zona ribereña de Quilmes, desembarcan tropas británicas con poco más de 1.600 soldados de la infantería a las órdenes del Brigadier General William Beresford. Las defensas porteñas, dispuestas por el Virrey Sobremonte, son sobrepasadas rápidamente y las tropas inglesas pueden hacerse cargo del gobierno de Buenos Aires el 28 de junio, apenas tres días después del desembarco.

Sobremonte se hace del tesoro virreinal y huye hacia el interior, previo a nombrar brigadier Ignacio de la Quintana como jefe de la plaza con órdenes de negociar la rendición Por 46 días flameó en Buenos Aires la *bandera del Imperio Británico**. Durante este período no hubo prácticamente ningún cambio respecto a las instituciones virreinales españolas, tal es así que Beresford sostuvo en funciones al Cabildo, el Consulado de Comercio y la Audiencia, ratificándose también a sus funcionarios. Al mismo tiempo se respetó el derecho de propiedad, a la Iglesia Católica y el régimen de esclavitud. Paralelamente, muchos oficiales ingleses fueron acogidos en diferentes casas de la elite porteña, a cuya vida social fueron incorporados.

Desde Montevideo, Santiago de Liniers junto con el gobernador Pascual Ruiz Huidobro, prepara la reconquista. El 4 de agosto desembarcan en la actual localidad de Tigre y se dirigen a la ciudad de Buenos Aires, acampando en la Chacarita y en los Corrales de Miserere, donde se suman nuevos hombres a las fuerzas de la reconquista.

El día 10 de ese mismo mes, los criollos marchan hacia el viejo parque de artillería de la ciudad y el 12 logran derrotar al destacamento inglés. Desde allí avanzan hacia la Plaza Mayor, principal bastión de las fuerzas inglesas, lo que le impide a los británicos cualquier conexión militar con sus fuerzas que se encontraban en las afueras de la ciudad.

Las tropas criollas avanzaron y durante los combates, los británicos resisten desde las terrazas, pero la suerte estaba echada y el general Beresford se ve obligado a capitular ante Santiago de Liniers.

Seguinos en Instagram y conocé datos importantes de las efemérides históricas argentinas

Sobre medios en la Ciudad