Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Fusilamiento de Camila O’Gorman

El 18 de agosto de 1848, Juan Manuel de Rosas ordena el fusilamiento de Camila O’Gorman y Ladislao Gutiérrez. Conocé detalles de esta trágica historia

Miércoles 18 de agosto de 2021

Camila O’Gorman nació en Buenos Aires en 1828. Fue una joven patricia hija de Adolfo O’Gorman y Joaquina Ximénez Pinto. Dos de sus seis hermanos lograron acceder a posiciones relevantes dentro en la sociedad de la época, uno como sacerdote de la Orden Jesuítica y otro como Jefe de la Policía y penitenciaría.

Dado que las mujeres de la época estaban relegadas a las actividades de índole doméstica, Camila participaba activamente en los bailes que se organizaban en la casa del gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, donde entabló una fuerte amistad con su hija, Manuelita.

En 1843, por intermedio de su hermano y por asistir a sus sermones, Camila conoce al párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Socorro, Ladislao Gutiérrez. Se enamoran y tras entablar una relación clandestina deciden fugarse hacia la provincia de Corrientes. Una vez instalados en la localidad de Goya, cambiaron sus nombres por los de Valentina Desan y Máximo Brandier, y mientras juntaban fondos para emigrar a Brasil, abrieron la primera escuela del lugar.

Enterado de la fuga, Rosas emitió circulares a los gobiernos provinciales. En una fiesta a la que asistió la pareja, un sacerdote irlandés llamado Miguel Gannon reconoce a Ladislao y da aviso al juez de paz. Inmediatamente fueron detenidos, separados y enviados a la cárcel de Santos Lugares.

Ante la publicidad de los hechos, la iglesia y el padre de Camila pidieron que se aplicara un castigo ejemplar. Desde Chile y Montevideo, la prensa opositora al rosismo aprovechó el hecho para denunciarlo por su falta de moral.

Manuelita intentó interceder ante su padre en favor de su amiga, pero fue en vano.

En este contexto, Rosas ordenó la inmediata ejecución de ambos la cual fue llevada a cabo el día 18 de agosto de 1848. Como se sospechaba que Camila estaba embarazada, recibió el bautismo por boca. Gutiérrez y O’Gorman fueron trasladados con los ojos vendados hacia el patio trasero de la prisión donde un pelotón de fusilamiento los ejecutó.

Seguinos en Instagram y conocé datos importantes de las efemérides históricas argentinas

Sobre medios en la Ciudad