Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Nelson Romero y Débora Salvo

Artesanos cesteros de El Bolsón, Río Negro

Nelson Romero y Débora Salvo son una pareja de cesterxs que vive y trabaja en El Bolsón, Provincia de Río Negro. Desde hace 2 años se dedican a la cestería realizada en sauce rojo, un árbol que crece al borde del río Quemquemtreu.

"El año pasado descubrimos- gracias a Débora descubrí - cómo hacer canastos de mimbre. Es un oficio hermoso, un oficio que te lleva mucho a la meditación, te lleva mucho a estar con vos mismo", cuenta Nelson.

Nelson llegó a El Bolsón en 2009 y Débora en 2012. Débora ya se dedicaba a las técnicas artesanales desde hace más de una década. Fue en la Comarca que el camino de ambos se encontró y luego descubrieron la cestería.

"Me gusta aprender distintas técnicas'', comenta Débora, “y ahí fue que hice el taller hace cuatro años, un curso (de cestería). Fue por la cuarentena el año pasado que dijimos: ¿qué hacemos? Fuimos a buscar unas varillas y ahí le conté (a Nelson) lo que había aprendido y empezamos a hacer. Nos fueron llevando las ganas mías de aprender, después la situación y el hecho de que el material está así, sin costo, para ir a buscar."

El material que utilizan, el sauce rojo, es también conocido como mimbrera púrpura. Se trata de una especie no autóctona sino euroasiática. Este arbusto crece preferentemente junto a los cursos de agua, en las orillas, sobre suelos húmedos o encharcados.

En la imagen se ve el sauce rojo a orillas del río Quemquemtreu, que cruza la localidad de El Bolsón antes de volcar sus aguas en el río Azul.

"Hay mucho del material, acá se encuentra y hay muy poca gente que se dedica a esto. Hay una feria muy grande y ahora no hay nadie que haga (cestería). Cuando llegué en el 2012, de Buenos Aires, me llamó la atención eso y de ahí las ganas de aprender."

La feria artesanal de El Bolsón es una de las más grandes e importantes de Sudamérica. Se ubica en la plaza de la ciudad, la plaza Pagano, cerca del cerro Piltriquitrón. Allí comercializan sus artesanías más de 100 artesanos de distintos rubros y también lo hacen Débora y Nelson.

"Es lindo todo el proceso de ir a buscar, de conectar con la tierra, con la naturaleza, estar al lado del río.", nos relata Débora.

Resulta interesante el caso de esta propuesta en la que lxs protagonistas encontraron en la cestería un emprendimiento con el cual hacerle frente a la pandemia, además de explorar su lado creativo y dar continuidad a un oficio que por ciertas circunstancias y cambios generacionales ya no estaba activo en esa ciudad.

Respecto a cómo adquirieron sus conocimientos sobre la cestería fue a través de una artesana de la zona: "Una señora acá de la zona, que lo hacía hace un montón de años. Ya está un poco cansada, hace falta fuerza de brazos por eso también nos preguntamos nosotros: “Qué raro que no haya gente acá que lo hace”. Hace falta ponerle fuerza a eso, por ahí te lastimás y ahí la gente se cansa".

Buscando la manera de no desperdiciar material fue que les surgió la idea de los sombreros de corteza tejidos al crochet, ya que esta es la parte de la planta que no suele usarse en cestería.

Respecto a su vínculo con el entorno esta pareja de artesanos siente que su producción representa a la región en la que viven: "Creemos que toda persona que trabaje con el material que aquí crece en abundancia, el sauce, representa a la región. Se nos hace evidente notar, un trabajo hecho con otro material, aunque sea parecido, tiene un acabado distinto al que se logra con el material que identificamos como propio“.

Por otro lado, en sus obras vemos reflejada la cultura de la gente que habita la comarca ya que realizan artesanías que son utilizadas cotidianamente como canastas para recoger las cosechas y sombreros para protegerse del sol.

“Es una actividad que es parte de la cultura del lugar, una forma de hacerlo y una tendencia a realizar productos teniendo en cuenta las necesidades de la gente y sus actividades."

Nelson y Débora dan clases de cestería alentados por su deseo de compartir sus saberes "Notamos, con las ganas de que no se pierda, que hay mucha gente interesada en aprender, así que estamos organizando talleres y está bueno para compartir y que se aproveche el material que hay."

Los podés encontrar en la feria de El Bolsón y en facebook Arte y artesanía "A la buena de DIOS" @creandoluz2020.