Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

5 datos de color

Descubrí 5 datos sobre la vida de este artista tucumano, su infancia y sus habilidades que te van a sorprender

1.- La Galería
Es una galería muy amplia, un espacio central de la casa. Juan Vallejo la transformó también en un lugar para que aniden los pájaros de la zona. Y la llamó “Galería de los pájaros”. Vallejo trabajaba en una habitación con salida a la galería y cuidaba en invierno y en verano de que hubiera suficiente agua y alimento para sus aves. Estos pájaros han hecho de esa galería, aún hoy, su hogar. Y es allí donde cantan maravillosamente, sobre todo en primavera y en verano, aportando una alegría especial que se escucha en toda la casa.
La galería tiene altos techos con grandes vigas de quebracho que sostienen tejuelas, donde las aves arman sus nidos. Vallejo solía agregar tarros de agua y migas de pan para atraer a los pájaros de la zona, los cuales hacían gran compañía al pintor.

2. La Cocina
Juan preparaba deliciosos platos en la cocina de la casa, en base a leña y carbón. Inventó un hornito para hacer distintas comidas con una lata grande de dulce de membrillo, a la que le ponía brasas en la parte superior para generar calor. Se lucia con pasteles de pollo y duraznos, plato típico del norte argentino. Zapallos con humitas caseras y quesos de la zona. Yema quemada, ambrosías y variados platos típicos de la cocina española muy tradicionales hasta el día de hoy en las provincias norteñas. Juan Vallejo era un gran cocinero, muy creativo a la hora de inventar platos con un toque personal.

3.- Las sillas
Miguel Delgado es un artesano de gran habilidad, a quien Juan Vallejo encomendaba la talla de las sillas de acuerdo a diseños del artista. Miguel vive actualmente en Colalao.
En las sillas se destaca el trabajo meticuloso y artesanal del asiento y del respaldo. El asiento es de cuero crudo de una sola pieza, en donde se corta el cuero en una tira larga haciendo círculos para que no haya necesidad de uniones. Luego se coloca esta tira sobre la madera logrando una trama sólida y robusta.
En la foto hay dos sillas: “La ranita en la laguna” (izquierda) y “La Tipa” (derecha). “La ranita en la laguna” retrata una rana que se asoma a la superficie de la laguna. “La Tipa” es un homenaje a un árbol que abunda en Colalao. Se puede observar Tipas en la plaza principal la cual tiene más de 100 años. Uno de los dos ríos que corre al lado de Colalao se llama Las Tipas y es un lugar de recreación preferido por toda la comunidad.

3. Su Caballo
Juan Vallejo tenía su caballo preferido llamado “El Melgarejo” que solo se dejaba montar por él. Vallejo tenía especial aprecio por el apero y la silla de montar de su caballo propia del norte argentino. Se caracteriza por llevar debajo de la silla una especie de manto grande de cuero, usualmente adornado con punteras de metal plateado. Sobre este manto se coloca la silla que se amarra al caballo con doble cincha. Encima de la silla se colocan dos pellones de lana de oveja y un sobre-pellon generalmente de fina gamuza. Esa montura es muy cómoda para subir a caballo los cerros.

5. Dibujos de niño
Juan Vallejo fue un gran artista desde niño, tal como muestran sus dibujos geométricos a la edad de 5 años. Es notable la prolijidad y la capacidad de abstracción. Se puede observar ya desde muy pequeño su inclinación por la línea y la geometría.