Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

La ciudad a la moda

La Casa Fernández Blanco abrió una nueva sala de exhibición permanente dedicada a su colección de indumentaria y accesorios de modas (1830-1930).

Lunes 26 de agosto de 2019

La ciudad a la moda

Colección de indumentaria y accesorios de modas (1830-1930).
Curadores: Patricio López Méndez, Gustavo Tudisco, Patricia Lissa y Marcelo Marino.

Presentación
Los cambios en las modas pueden ser leídos como documento. Son reflejo de una sociedad en crecimiento, revelan su grado de adaptabilidad, sus construcciones identitarias y de género, su capacidad de fabricación, imitación y consumo, procesos todos en desarrollo paralelo al surgimiento de una Nación y la consolidación del Estado. Las modas porteñas fueron tan efímeras como en otros centros de consumo pero está claro que Buenos Aires fue una de las puertas del Atlántico, permeable a todo tipo de influencias foráneas. Evidenciar estos procesos a través de una nueva sala de exhibición, lejos de componer una galería de curiosidades en desuso, habilita a leer hasta dónde fuimos un espacio de la periferia u otro muy distinto, preocupado por no perder el ritmo de los cambios indumentarios y hasta de imprimir algunos sellos indiscutiblemente propios.
A pesar de las limitaciones del medio y la lejanía, las regulaciones de los gremios, los bloqueos, las guerras y las prohibiciones, todo parece demostrar que no fue necesario esperar a la irrupción de las grandes tiendas para que pioneros de ambos sexos se atrevieran a hacer de Buenos Aires una ciudad a la moda.

 Diego Emanuel González (MIFB)

La colección de indumentaria y accesorios de modas del Museo Fernández Blanco
Esta exhibición surge por la necesidad de dar entidad de colección a los objetos del museo vinculados a las modas y que nunca fueron vistos como un conjunto que mereciera ser distinguido del todo. Peinetones, alhajas, mantones, bolsos y accesorios de moda en general fueron parte de de la herencia familiar de Isaac Fernández Blanco pero también el punto de partida de una colección de indumentaria que habilitó a desarrollar una política de sucesivas donaciones producidas en los últimos veinte años de existencia de esta institución centenaria. Por primera vez en la historia de nuestro museo se decidió, reunir, investigar, restaurar y poner al alcance del público, interesado en las manifestaciones del Romanticismo a la Argentina de los Centenarios, una colección de trajes y accesorios de modas que diera cuenta de la calidad artística de los mismos, su producción y consumo locales.

 Diego Emanuel González (MIFB)

Descargas

ArchivoTamañoDescargar
Dossier de Prensa
5 MB

Sobre medios en la Ciudad