Vigencia del filete porteño

En esta oportunidad, el trabajo de Alfredo Genovese revitaliza el género del fileteado, otorgando frescura e identidad a las últimas propuestas de diseño.

Sala de Exposiciones Temporarias, Defensa 223.
Inauguración: jueves 5 de mayo de 2016.
Cierre: 5 de junio de 2016.
Entrada libre y gratuita.

Otorgarle vigencia al fileteado porteño mediante nuevos significados es, desde hace más de dos décadas, la tarea que lleva adelante Alfredo Genovese.

El fileteado ha sido un género direccionado por reglas precisas, con un valor unánime y universal sobre el cual Genovese ejerce una ruptura empleando las mismas reglas para abrir un camino tangencial cercado por la ironía y con una cierta posición crítica que trasciende en cada obra.

Sus piezas trastocan y revierten la lógica histórico-formalista del fileteado transitando siempre en dualidades: el pasado y el presente, lo decorativo y lo utilitario, lo formal y lo conceptual, el arte y la artesanía, el goce y la función, la técnica y la imaginación.

Por un lado hay una redefinición en clave contemporánea a la hora de manejar la materialidad y el formalismo de cada obra. En este sentido la elección de los soportes pasa a ser un tema vertebral. Los nuevos fondos otorgan un significado específico debido a que sus características son parte del sentido de la obra y reafirman la idea que subyace bajo la epidermis formal de cada pieza invocando diferentes realidades. La incorporación del collage fotográfico o de elementos modifica la plana apariencia del fileteado, volviéndolo una técnica mixta o un cuadro objeto.

Por otro lado Genovese instala al fileteado en un nuevo horizonte físico, ideológico o utilitario reposicionando ésta disciplina de nuestro acervo cultural. La aparición del fileteado en infinidad de objetos como zapatillas, envases, vajilla, incluso sobre el cuerpo humano, así como también su presencia como lenguaje publicitario que encuentra su lugar en tapas de revistas, en vía pública, tatuajes, tapas de CD etc. son testimonio de la necesidad de revaloración de una manifestación artística que se rehúsa a ser nada más que parte de la memoria y se aggiorna para poder seguir habitando el presente.

La lectura conjunta, muchas veces paradójica, de texto e imagen posiciona a estas piezas hacia un perfil que apunta, con ironía y humor, a cuestiones políticas, sociales, culturales e incluso religiosas que en cierta medida eran ajenas al filete histórico. Genovese construye el poder evocativo de cada pieza desde una doble trayectoria, desarrollando un tipo de diseño a dos aguas entre lo nostálgico y lo funcional, sobre la unicidad propia del fileteado y la diversidad de los nuevos soportes.

Volver contemporáneos aquellos elementos culturales que son parte de nuestro ser nacional es muestra de la importancia de la toma de conciencia de los símbolos, y la historia como plataformas de base para el futuro. La contracara del mundo globalizado son aquellas culturas que aferradas a sus símbolos luchan por un lugar de permanencia en un universo que intenta unificarse económica y culturalmente.

Licenciada en Artes Visuales María Gnecco

Imagenes Galeria