Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Episodios Colección Pirovano II

Colección del campo escultórico de los años 50 a través de los artistas Enio Iommi y Sesostris Vitullo. Se presentó en el museo del 10 de marzo al 18 de septiembre de 2016.

En la sala Dr. Ignacio Pirovano, el Moderno desplegó los diferentes capítulos de la Colección de Pirovano, donada al Museo por su hermana Josefina Pirovano de Mihura en 1980 y 1981, que presentólecturas específicas sobre obras y artistas del conjunto, y trazaron relatos en torno del arte moderno, la colección y su mecenas.

Episodios Colección Pirovano II, que formó parte de la serie de exhibiciones curadas por María Amalia García, Curadora Asociada del Museo, propuso nuevas miradas sobre un patrimonio clave del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y exploró las posibilidades del campo escultórico de los años 50 a través de dos artistas clave en la colección: Enio Iommi y Sesostris Vitullo. En palabras de García, > "la exposición pone en tensión las investigaciones en torno al arte abstracto realizadas por Iommi y las búsquedas sobre los imaginarios primitivos del arte moderno desarrolladas por Vitullo. Ambas vertientes plásticas permiten abordar los diversos intereses del coleccionista Ignacio Pirovano a la vez que estudiar las derivas de la escultura a lo largo del siglo XX".

La obra de Sesostris Vitullo se propuso como una articulación entre el lenguaje moderno y las reminiscencias visuales de las culturas precolombinas. Este artista argentino, residente en Francia desde la década del 20, recurrió en su obra a evocaciones telúricas vinculadas a su origen latinoamericano. Enio Iommi, por su parte, representante del arte concreto porteño, se concentró en las posibilidades de los materiales plásticos: la desmasificación de la escultura, los volúmenes netos y las aristas geométricas fueron núcleos centrales de su búsqueda escultórica, en línea con desarrollos vanguardistas internacionales. Como afirma la curadora, > "esta polaridad del arte moderno inscripta entre el imaginario de un pasado regionalista y un lenguaje internacionalista tiene su correlato en las selecciones del coleccionista. Pirovano, que poseía una mirada plural y complementaria de los procesos artísticos, realizó elecciones audaces y por fuera de los cánones establecidos".

Contraposiciones entre volúmenes netos –como en el caso de Durmiente, de Vitullo- y la extrema desmaterialización de la escultura –en el caso de Línea continua, de Iommi- funcionó como contrapunto para abordar las diversas posibilidades de la escultura moderna. A su vez, el concepto de tótem, en tanto estructura vertical organizadora del espacio, permite aunar las búsquedas de ambos artistas. En Cristo Rey, como en las esculturas de Iommi, la verticalidad de la forma activa reminiscencias tanto de un pasado primitivo como de un horizonte futuro para la cultura moderna. Asimismo, en esta exhibición, volúmenes curvos y ondulantes exaltan la espacialidad como elemento central de la práctica escultórica.

La exhibición se podrá visitar en Avenida San Juan 350, de martes a viernes de 11 a 19 hs. Sábados, domingos y feriados de 11 a 20 hs. Entrada general: $20.- Martes gratis.