Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

Grupo GER: historias de la fuerza que interviene en las peores catástrofes

Pertenece al Cuerpo de Bomberos de la Ciudad y auxilia en intentos de suicidio, derrumbes, estructuras colapsadas y rescates subacuáticos. Salvó vidas en Cromañón y en la tragedia de Once, entre otros siniestros.

Viernes 24 de junio de 2022


Carlos Billordo tiene 40 años, pero hoy tiene muchos más. Está sentado en la sala principal del lugar donde trabaja. La tele, prendida, justo enfrente. En ella hay una placa roja que anuncia que son cinco los fallecidos tras un incendio en un edificio de Recoleta. Los ojos de Billordo apuntan todo el tiempo a esa pantalla. Billordo da un sorbo al café que está tomando y después cuenta que es bombero hace ocho años, que desde hace tres pertenece al Grupo Especial de Rescate (GER) de Caballito, que esa mañana su equipo colaboró en la evacuación de 30 personas en ese edificio que ahora está mirando en la tele, y que un compañero suyo se largó a llorar porque tuvo que sacar a una víctima que era una nena y que tenía la misma edad que su propia hija.

Billordo sigue mirando la tele, no deja de hacerlo. Recuerda el incendio de la perfumería Pigmento, el 2 de junio de 2020, cuando dos bomberos murieron luego de una explosión en la planta baja. “Yo estaba en el octavo piso y también volé”, confiesa. La única fuerza que parece quedarle a Billordo está metida, toda, adentro de su boca. Porque Billordo no para de hablar. Porque lo necesita. Porque no le queda más tiempo. Porque Billordo tiene 40 años pero hoy tiene muchos más.

Serán 20 minutos en los que Billordo estará sentado mirando la tele y hablando casi sin pausa, hasta que en un momento sonará la alarma del cuartel. Entonces Billordo dejará de mirar la tele para siempre, se levantará de su silla como si tuviera toda la fuerza del mundo y saldrá lanzado hacia afuera en menos de un segundo.

No dirá ni chau.

El GER tiene dos sedes: en Caballito y en Saavedra

 historias de la fuerza que interviene en las peores catástrofes de la Ciudad
FOTOS: GCBA

El Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires cuenta con un Grupo Especial de Rescate, el cual cubre toda la Capital Federal y también coopera con el Gobierno Nacional, el Provincial, la Justicia o los municipios en caso de ser solicitado.

La fuerza, con sedes en Saavedra y Caballito, se creó en la década del 80 cuando las dotaciones se vieron superadas con situaciones no convencionales. Pablo Giardina, segundo jefe de la Brigada Especial de Rescate de la cual depende el GER, especifica que el grupo entra en acción cuando por ejemplo “hay personas que quieren arrojarse al vacío desde cualquier estructura (puentes, antenas, terrazas, balcones)” y en situaciones de derrumbes, de estructuras colapsadas o de rescates acuáticos o subacuáticos (buceo).

“Cuando hay incendios se encarga de la evacuación, al igual que en los siniestros viales, cuando interviene para sacar a las personas de los vehículos”, indica Giardina.

A su vez, precisa que el GER intervino en distintos siniestros que tuvieron trascendencia, como los incendios en el boliche Cromañón y en la fábrica de Iron Mountain, y el choque en la estación de trenes de Once, entre otros.

Por último, Giardina aporta que durante el año de pandemia el GER tuvo un promedio de un rescate por semana y el 95% fue exitoso.

"Durante la pandemia el 95% de los operativos fue exitoso". (Pablo Giardina, segundo jefe de la Brigada Especial de Rescate)

 historias de la fuerza que interviene en las peores catástrofes de la Ciudad
FOTOS GCBA

Para ingresar al GER hay que ser miembro de las fuerzas de seguridad y realizar un exigente curso de formación.

El comandante Flavio Chiappetta, jefe de la Brigada de Rescate del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad, sostiene que el curso dura siete semanas y cada una tiene diferentes ejercicios: “Se arranca con pruebas básicas de cuerdas, los primeros nudos y el primer acercamiento a un rescate en altura. La segunda semana es de cuerdas avanzadas, y ahí ya se ven técnicas de rescate de suicidas, trabajo con péndulo y descenso con equipos respiratorios. Luego viene una semana de rescate técnico y se trabaja con sistema de trípode y canastos de rescate bajo normas internacionales de seguridad”.

En la misma línea aclara que “después hay una semana en estructuras colapsadas, que es una especialidad que tiene el Grupo de Rescate que asiste ante una situación de derrumbe y búsqueda de víctimas sepultadas”.

Por último, “en la séptima semana se hacen distintas pruebas, entre las cuales se destacan una natación larga en el Río de la Plata y ejercicios con helicópteros de la Policía de la Ciudad”.

Para ingresar al GER hay que ser miembro de las fuerzas de seguridad y realizar un exigente curso de formación

 historias de la fuerza que interviene en las peores catástrofes de la Ciudad
FOTOS GCBA

Rodolfo Goy tiene 43 años y hace 17 que trabaja en el GER de Caballito, donde es jefe hace dos.

Ya son las seis y media de la tarde y Goy camina de un lado a otro esperando a esa persona. Esa persona llega al cuartel, le da la mano a cada uno de sus compañeros y se abraza con Goy, su jefe. Goy le propone que se vaya a su casa, que mañana, si quiere, se tome el día. Esa persona es la misma que se largó a llorar porque a la mañana tuvo que sacar de un edificio en llamas a una nena muerta de la edad de su hija.

Ya pasaron más de 10 horas del incendio.

Esa persona siguió trabajando. No paró.

10 horas más.

Así como está ahora.

Con los ojos todavía llorando.

"Estar hace 17 años en el GER me llena de orgullo". (Rodolfo Goy, jefe del GER de Caballito)

 historias de la fuerza que interviene en las peores catástrofes de la Ciudad
FOTOS GCBA

En el cuartel del GER de Caballito trabajan actualmente 60 personas. Goy afirma que “miles de veces” ha puesto su vida en las manos de sus bomberos, de sus compañeros, de sus amigos, y remarca: “El poder confiar en el otro siendo parte del grupo me llena de orgullo”.

-Y como jefe, ¿cómo hacés para administrar las emociones del equipo ante situaciones tan complejas?

-Uso la experiencia, sobre todo. A veces vivimos momentos muy difíciles y hay que saber administrar lo emocional, la mentalidad de cada integrante del grupo. Tanto en las buenas como en las malas: cuando para los demás somos héroes y cuando lo intentamos. Pero no estamos solos. La próxima semana vendrá una terapeuta al cuartel. Para nosotros es importante contar, hablar, desahogarnos, para que esto no nos quede adentro. Viene a eso: a escucharnos.

El GER se creó en la década del 80 cuando las dotaciones se vieron superadas con situaciones no convencionales

 historias de la fuerza que interviene en las peores catástrofes de la Ciudad FOTOS GCBA

Año 2016. Rodolfo Goy todavía no es jefe ni tiene 60 personas a cargo, pero la alarma suena y tiene que salir.

Le informan que hay una chica de unos 30 años que fue arrollada por un tren cuando estaba adentro del auto.

Al arribar al lugar, Goy se da cuenta: la chica está atrapada y sacarla de ese enjambre de fierros llevará más de dos horas. Él sabe que dos horas no aguanta. Entonces propone la única solución posible para mantenerla con vida: la amputación de sus dos piernas. El SAME está de acuerdo, acepta la sugerencia y da la orden.

La amputación sale bien, pero la chica muere tres horas después en un hospital.

Tres horas –dice Goy–, ese día rescaté tres horas de vida.

Las tres horas de vida en las que pudo despedirse la familia.

Sobre medios en la Ciudad