Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprendé cómo podes actualizarlo.

D´Alessandro encabezó una devolución de artefactos de cocina industrial recuperados por la Policía de la Ciudad

El ministro de Justicia y Seguridad porteño entregó, al dueño de una distribuidora, elementos que habían sido adquiridos por medio de una estafa con tarjetas de crédito.

Viernes 24 de septiembre de 2021


El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, devolvió hoy al dueño de una distribuidora cuatro artefactos de cocina industrial que habían sido adquiridos por medio de una estafa con tarjetas de crédito.

Del acto participaron el subjefe de la Policía de la Ciudad, Oscar Cejas, y el subcomisario Martín Balmaceda, jefe de la División Fraudes Bancarios.

Fue una estafa virtual, con pagos con tarjetas de créditos robadas por más de un millón de pesos y cuando se percató de la maniobra hizo la denuncia, por lo cual rápidamente la División Fraudes Bancarios de la Policía de la Ciudad se abocó a la resolución del tema. Los oficiales viajaron hasta Tres Arroyos y pudieron recuperar la mercadería”, sostuvo D’Alessandro.

El ministro destacó el “trabajo coordinado y profesional del Departamento Fraudes Bancarios, y resaltó que ante estafas virtuales los damnificados hagan la denuncia al 0800-33 FISCAL, o al 911 o en cualquier dependencia de la Policía de la Ciudad, que va a investigar, evitar el perjuicio económico y poner a los delincuentes donde tienen que estar, que es presos”

Personal de la División Fraudes Bancarios y del Departamento Delitos Económicos de la Policía de la Ciudad comenzó con una investigación luego de recibir una denuncia de parte de un vendedor, que indicó que los pagos de compras que le habían hecho estaban rechazados y no podía ubicar al solicitante.

Los cuatro productos industriales por lo que había sido estafado eran una amasadora, una cocina, una sobadora y una cafetera, todo valuado en 1.500.000 pesos. Los materiales fueron recuperados y se detuvo a los dos responsables de la estafa.

“Se secuestró la totalidad de la mercadería sustraída, y se detuvo a dos personas, una es la que recibe las maquinarias, la organizadora, y la otra persona es la que guardaban las cosas”(Balmaceda)

Oscar Cejas, subjefe de la Policía, por su parte, refirió que “el primer dato de la estafa fue dado por una mujer a la que le habían debitado un monto por una compra que no había hecho, por lo cual tras la denuncia del propietario se le dio intervención a la División Fraudes Bancarios que en un trabajo muy responsables llegaron hasta una empresa de transporte en Tres Arroyos”.


El subjefe policial subrayó, además, el trabajo de “la fiscalía y el juzgado y la cooperación que dio la UFI de Bahía Blanca para llegar hasta donde recibieron la mercadería, dar con la persona que la retiraba y descubrir un depósito donde había otros elementos productos de defraudaciones”.

Balmaceda, en tanto, confirmó que se “secuestró la totalidad de la mercadería sustraída, y se detuvo a dos personas, una es la que recibe las maquinarias, la organizadora, y la otra persona es la que guardaban las cosas”.

Las tareas comenzaron a solicitud del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 11, a cargo de la doctora Paula Petazzi y ante la Secretaría Única de la doctora Mariana Turner, y se dispuso enviar una comisión a la ciudad de Tres Arroyos, donde se ubicaron los artefactos robados.

Fue así que, con la colaboración de la Policía bonaerense en Tres Arroyos, se encontraron los elementos a la venta y se pactó una entrega vigilada. Una vez recibido el producto, se le hizo un seguimiento al vendedor y se procedió a su detención, imputado por el delito de estafa.

Continuando con los trabajos de campo realizados en dos domicilios vinculados al detenido, se libró un exhorto al Juzgado de Garantías Número 1 de Tres Arroyos y se procedió al allanamiento de una propiedad de la calle Sebastián Costa al 1000, logrando dar con los elementos gastronómicos denunciados por el damnificado, además de otros productos.

Allí, quedó detenido un segundo hombre, también por el delito de estafa.

Por medio de una autorización judicial, los elementos fueron secuestrados y traídos en flete a la Ciudad de Buenos Aires, donde le fueron entregados al damnificado.

Sobre medios en la Ciudad