Entrevista

Entrevista a los referentes de Control Interno y Auditoría.

Entrevista al Procurador General de la Ciudad de Buenos Aires, Dr. Gabriel Astarloa.

1. ¿Cómo considera usted que la Procuración de la Ciudad contribuye a la transparencia de la gestión pública en la Ciudad de Buenos Aires?

La Procuración General de la CABA tiene asignadas constitucionalmente muy importantes misiones tales como dictaminar sobre la legalidad de los actos administrativos, ejercer la defensa de su patrimonio y su patrocinio letrado, así como representar a la Ciudad en todo proceso en que se controvierta sus derechos o intereses.
Se trata de un órgano concentrado por lo que todo el servicio jurídico que el Gobierno de la Ciudad requiere para su eficaz funcionamiento es brindado por quienes integramos nuestro organismo. Por un lado, dentro del ámbito propio y las características en que todo abogado desarrolla las tareas que se le encomiendan, nuestra labor se lleva a cabo a la luz del día. Todos los procesos judiciales se encuentran cargados en el módulo de Seguimiento de Juicios del Sistema de Gestión Integral de la Procuración General. Esto permite adjuntar constancias digitalizadas de la totalidad de las actuaciones con la posibilidad de agregar informes y reportes y vincular juicios entre sí. Así, los juicios pueden seguirse fácilmente desde la mencionada plataforma. Asimismo, la Procuración cuenta con una base de datos en su página web en donde se puede acceder a todos los dictámenes emitidos en los expedientes electrónicos que le son enviados. De esta manera, se facilita ampliamente la búsqueda de estos para todo ciudadano que desee conocer la opinión de la Procuración General en todas las materias de su incumbencia.
Por otro lado, como órgano de control, una de nuestras funciones principales es procurar que la transparencia se visualice en todas las contrataciones administrativas, en las solicitudes de pedidos de información, en el adecuado cauce de los procedimientos y en los sumarios administrativos.
En este sentido, nuestro aporte a la transparencia a la gestión del Gobierno se hace por demás evidente cuando por ejemplo, de manera obligatoria, intervenimos como mínimo en dos instancias en todo procedimiento de contratación administrativa: uno, al momento de la aprobación de los pliegos para garantizar su conformidad a los principios legales - en los cuales también hemos propuesto sugerencias para mejorar sus niveles de transparencia-; y el otro, previo a la adjudicación para corroborar la legalidad del trámite y atender a las eventuales observaciones o impugnaciones que pudieran haberse interpuesto.
Otro aporte importante de la Procuración General en materia de transparencia tiene que ver con la implementación de la modalidad online de subastas a través del Banco Ciudad para las herencias vacantes. Gracias a esta modalidad se asegura una total transparencia a lo largo de todo el procedimiento. Ello fomenta una mayor participación en las subastas y garantiza que cualquier persona pueda seguir su desarrollo desde la página del Banco Ciudad, aún sin ser postor.
Este avance asegura un mecanismo eficiente y productivo que permite cumplir en forma rápida y efectiva los objetivos propuestos: derivar el producido de los inmuebles al Fondo Educativo Permanente con el fin de que puedan ser utilizados en inversión pública educativa y asegurar la transparencia a lo largo de todo el procedimiento.

2. En su extensa y prestigiosa experiencia, ¿cuáles considera que son los pilares fundamentales para un gobierno abierto y transparente, como uno de los valores centrales del Gobierno de la Ciudad?

Tengo claro que la transparencia constituye, antes que una exigencia normativa, una actitud del buen funcionario, que debe siempre actuar guiado por una profunda vocación de servicio en la búsqueda del bien común. La ejemplaridad de la conducta de sus integrantes es siempre el mejor respaldo y garantía de un gobierno abierto y transparente.
Por cierto, las reglas y estándares de conducta que todo equipo de gobierno adopte - que siempre deben regir de arriba hacia abajo- servirán de modo decisivo también para asegurar la mejor eficacia y transparencia de la gestión. Las diversas normativas que puedan dictarse al respecto contribuyen adicionalmente al logro de este resultado, como lo puede ser la Ley Nº 104.
La Ciudad fue una de las primeras jurisdicciones en el territorio argentino en regular el acceso a la información pública, un pilar fundamental a la hora de referirnos a la transparencia.
Posteriormente, con la modificación introducida por la Ley N° 5784, dicho marco legal se vio reforzado y ampliamente mejorado con cambios significativos como lo fue la creación del Órgano Garante del Derecho de Acceso a la Información y la introducción del principio de transparencia activa.
Por otra parte, hace ya varios años que la Ciudad cuenta con un módulo denominado SADE, en donde cobra vida el uso del expediente electrónico. Es así como todas las actuaciones de la Administración se encuentran digitalizadas, al igual que todas las presentaciones que realicen los particulares. Esto permite que el particular u organismo que realiza una presentación ante el Gobierno de la Ciudad pueda conocer a través de la plataforma TAD en que dependencia del Gobierno se encuentra el expediente y sus principales actuaciones.

3. ¿Cuáles han sido los mayores desafíos que le ha tocado atravesar al organismo durante la pandemia y cuáles considera han sido los aprendizajes que la crisis del COVID-19 ha dejado?

No resulta ninguna novedad afirmar que la pandemia del COVID- 19 ha impactado fuertemente en nuestras vidas, en todos los ámbitos. El aislamiento forzado que debimos atravesar en sus inicios conmovió nuestra natural sociabilidad. Pese a todos los avances, el virus vino a recordarnos la fragilidad de nuestra existencia.
Todas las actividades laborales y de relación se vieron también seriamente afectadas por esta grave emergencia. En nuestra Procuración General, como en todas las áreas de gobierno, debimos muy prontamente adecuarnos a esta nueva realidad para poder seguir funcionando y prestando nuestro servicio que resultaba también esencial para atender la emergencia sanitaria y el resto de las actividades y funciones gubernamentales.
A menos de una semana de vigencia del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto en marzo del año 2020, y gracias a la calidad de nuestros sistemas y a la eficiente tarea de nuestra gente dedicada para ello, todos los abogados de nuestra Procuración General pudieron continuar prestando sus tareas desde sus hogares en forma remota.
Con el tiempo durante estos dos últimos años fuimos mejorando y perfeccionando la calidad de nuestros sistemas y la manera de trabajar en esta nueva realidad que nos toca vivir.
Es así como alternamos desde hace ya varios meses el trabajo remoto con la presencialidad lo que permite llevar a cabo de la mejor manera el trabajo dentro de la Procuración General, respetando los protocolos correspondientes para resguardar la salud de todos los integrantes de la Casa.
Sin duda, uno de los mayores desafíos que este organismo ha tenido que enfrentar fueron las tareas de servicio público destinadas a combatir la pandemia. Desde la Procuración General asumimos con un alto grado de compromiso dicha tarea en el entendimiento de que como servidores públicos debíamos colaborar ante dicha situación tan apremiante.
De esta manera, nos pusimos a disposición y participamos activamente junto con otras áreas del Gobierno de la Ciudad en las diversas tareas que nos fueron requeridas. Dentro de ellas destacamos la asistencia en los vacunatorios y centros de testeos, actividades de concientización en la vía pública, la preparación de bolsones de comida y las tareas vinculadas con el alojamiento de personas contagiadas de COVID-19 en diferentes hoteles contratados por la Ciudad, así como la atención en call centers.

4. ¿Cómo cree usted que el acceso a la información pública consolida nuestro sistema democrático y republicano?

Es impensable una administración pública que no contenga las previsiones normativas necesarias y suficientes para que su gestión sea transparente. Ello por cuanto, en un sistema democrático y republicano de gobierno, la transparencia constituye un pilar fundamental y sirve de guía para todo el actuar gubernamental.
En el caso del Gobierno de la Ciudad, se observa cómo mediante diferentes acciones y normativa, se ha dado al principio de transparencia un papel preponderante. Ello se ve claramente con las políticas de acceso a la información a través de la Ley Nº 104, lo que implica el deber de otorgar información cuando es solicitada pero también ponerla a disposición del ciudadano sin requerimiento alguno, en virtud del principio de transparencia activa.
Si una administración pública es transparente y abierta a la comunidad, ésta tendrá una mayor confianza en quienes la representan, y así lograr un mayor fortalecimiento de las instituciones que nos gobiernan.

5. ¿Qué significa para usted ser el Procurador General de la Ciudad en términos profesionales y personales?

Desarrollar las tareas a mi cargo como Procurador General de la Ciudad de Buenos Aires desde finales de 2015 hasta la fecha constituye, sin duda alguna, un altísimo honor y responsabilidad. Desde apenas egresado del colegio secundario, hace ya más de cuatro décadas, sabía de mi vocación e interés por lo público. Fue así como mi primer título universitario alcanzado fue el de Licenciado en Ciencias Políticas, complementado tres años después cuando finalicé también mis estudios de grado en la Facultad de Derecho. Me desempeñé luego como abogado durante más de veinticinco años en la actividad privada. Hace algo ya más de diez años tomé la decisión de comprometerme de modo más intenso con la vida pública y luego de ejercer otras responsabilidades tengo el orgullo de comenzar mi séptimo año como titular de la Procuración General de la Ciudad. En el desarrollo de esta función siento encontrarme en el momento más pleno de mi carrera profesional ya que puedo aunar de modo más cabal el ejercicio de la profesión de abogado con la vocación política que siempre ha marcado mi vida. Se trata sin dudas de la más alta responsabilidad que me ha tocado ejercer y confío poder seguir haciéndolo con el mayor compromiso y honestidad.

6. ¿Considera que su mirada como profesor universitario ha contribuido a pensar críticamente y de manera reflexiva los temas de su labor como Procurador?

Desde que finalicé mis estudios de grado nunca abandoné la vida universitaria ya que inclusive antes de graduarme como abogado comencé a colaborar en una cátedra en la Licenciatura en Ciencias Políticas. La búsqueda de la verdad, el espíritu de reflexión, la apertura al debate de ideas y a la consideración del pensamiento de los demás y el contacto con los jóvenes, todos ellos constituyen, sin duda alguna, ingredientes esenciales de la Universidad que mucho ayudan y estimulan al mejor desempeño profesional. El sano sentido y espíritu crítico nos lleva a la convicción de que siempre las cosas pueden hacerse mejor y que todo aporte y punto de vista puede servir para la adopción de decisiones más prudentes y ponderadas.

ISSN electrónico 2718- 6784